lunes, 8 de julio de 2013

Pequeña guía de aceites esenciales naturales (A-B)


Abeto
(Abies balsamea)

El abeto balsámico es un aceite de conífera destilado, de fragancia refrescante y tonificante. Utilizado para masajear el cuerpo, tiene un efecto balsámico sobre las molestias musculares y corporales después de realizar ejercicio. Se usa en difusor, inhalación y masaje.

Albahaca
(Ocinum basilicum)

Se obtiene por destilación al vapor de la planta en flor. Tiene un aroma fuerte, fresco, dulce, especiado y una nota baja balsámica. Combina bien con los aceites esenciales de alcanfor, bergamota, salvia y geranio. Es de utilidad en diversos trastornos digestivos, náuseas, vómitos, indigestión, dolor abdominal o hinchazón. Beneficioso como tónico nervioso, alivia la fatiga mental y confiere a la mente fuerza y claridad. Alivia el dolor de cabeza y los dolores musculares. Excelente para artrosis, artritis y gota. Para el sistema respiratorio nos ayuda durante resfriados, gripes y catarros, tos, sinusitis e infecciones de pecho. Se usa en baño, difusor, inhalación y masaje.

Alcanfor
(Cinnamomun camphora)

Se obtiene por la destilación al vapor de la madera, raíces y ramas. Contiene un aroma acre y alcanforado. Combina bien con los aceites esenciales de albahaca, cajeput y lavanda. Tónico y estimulante general, posee acción analgésica, antirreumática, antiinflamatoria y calmante. También es utilizado tradicionalmente para aliviar enfermedades nerviosas y respiratorias. Se usa en difusores y masajes.

Anís verde
(Pimpinella anisum)

Se obtiene por destilación al vapor de sus frutos, frescos o algo desecados. Tiene un aroma cálido, especiado y muy dulce, como de regaliz. Aceite antiséptico, muy útil como tónico digestivo y como tónico respiratorio. Se usa en difusión e inhalación, y puede irritar las pieles sensibles.

Árbol de Té
(Melaleuca alternifolia)

Destilado al vapor de las hojas de los árboles de té australianos. Aceite antiséptico con un fuerte aroma fresco. Combina bien con aceites esenciales como lavanda, salvia, romero, pino, geranio y mejorana. Es un valioso recurso de la naturaleza ya que actúa como antimicrobiano, antiséptico y estimulante del sistema inmunitario. Desinfectante de heridas, muy usado en afecciones de la piel (acné, caspa, hongos, eczemas, irritaciones, picaduras, piojos, etc.) Utilizado, también, para despejar y clarificar la mente, para ahuyentar los insectos y parásitos (incluso en animales domésticos). Se usa en masaje, baño, difusor e inhalación. Puede irritar las pieles sensibles.

Bergamota
(Citrus aurantium bergamia)

Se obtiene mediante la presión de la piel del fruto casi maduro. Presenta un aroma fresco, dulce, afrutado a cítrico y ligeramente especiado. Combina bien con los aceites esenciales de ciprés, geranio, lavanda y limón. Contribuye al bienestar de las personas gracias a su acción estimulante, reequilibra emocionalmente y alivia la depresión, la apatía y la debilidad, ayudando a elevar la confianza y el estado de ánimo. Utilizado para eliminar líquidos, cistitis, candidiasis vaginal y también para la falta de apetito y la fiebre. Excelente para el cuidado de la piel: cortes y heridas, picaduras, picores, eczema, abscesos, furúnculos, acné y piel grasa. Se usa en baño, inhalación y masaje. No usar antes de tomar el sol. Puede irritar las pieles sensibles.

(Volver al índice)

No hay comentarios:

Publicar un comentario