lunes, 21 de septiembre de 2015

Aliados de tus defensas

La interacción con los microorganismos pone a prueba la capacidad de nuestro sistema inmunitario para preservar la salud. Además de cuidar el estilo de vida, ciertas sustancias pueden ayudar. Con el frío y la escasez de luz del invierno suelen proliferar los resfriados y las gripes, el organismo está perfectamente equipado para protegerse de los microbios que los causan gracias a un sistema de defensas capaz de identificar y neutralizar cualquier agente extraño que intente franquear sus barreras.


Entre esas barreras se hallan la piel y las mucosas de las vías respiratorias y el aparato digestivo. El ejercicio, una dieta equilibrada y el descanso contribuyen a que las defensas cuenten con la suficiente capaci­dad de reacción y recuperación. Pero existen muchas otras cosas que se pueden hacer para reforzarlas, desde tomar complementos que estimulen el sistema inmunitario para preve­nir o frenar una infección a reducir el estrés o recurrir a la reflexología podal.

La vitamina C

Este poderoso antioxidante ejerce un papel importante en la respuesta inmunitaria, ya que aumenta la concentración de células “asesinas” naturales y activa la producción de interferón, una proteína que el organismo utiliza para neutralizar los virus, así como de inmunoglobulinas y la enzima glutatión peroxidasa. Protege así mismo del daño provocado por los radicales liberados mientras se combate la infección. Esta vitamina se destruye por acción del calor, el aire y la luz. Resulta imprescindible para múltiples funciones metabólicas, pero a diferencia de muchos mamíferos, que la crean a partir de la glucosa, nosotros debemos ingerirla con la dieta.

Echinácea

La raíz de la equinácea (.Echinacea angustifolia) no solo aumenta la producción de leucocitos y otros mecanismos del organismo para luchar contra las infecciones, sino que también ejerce un efecto bactericida, fungicida y antivírico. Su acción no es comparable con la de los antibióticos farmacológicos, ya que las propiedades de la equinácea se aprecian a medio y largo plazo, sobre todo con el objetivo de potenciar las propias defensas y evitar recaídas. Es aconsejable intercalar cortos periodos de descanso o de alternar el uso de esta planta con otros estimulantes del sistema inmunitario si el tratamiento se prolonga más de dos meses. Está contraindicada durante el embarazo y la lactancia, así como en personas que padezcan hepatopatías o enfermedades autoinmunes.

Setas chinas: Shiitake, Maitake y Reishi.

Desde hace unos años, algunas setas están siendo objeto de estudio por su capacidad para estimular el sistema inmunitario y proteger frente al cáncer. Algunas de ellas son deliciosas, como el maitake (Grifola frondosa) y el shitake (Lentinula edodes), y otras no, como el reishi (Ganoderma lucidum), cuyo sabor amargo obliga a tomarlo como complemento. El maitake, el shitake y el reishi, aumentan el número y la actividad de las células inmunitarias. Además contienen un polisacárido, el betaglucano, que estimula las defensas.

Zinc

Este aliado del sistema inmunitario aumenta la producción de linfocitos T y mejora su respuesta frente a las infecciones. Este efecto es especialmente notable en los ancianos, que suelen presentar más carencias de zinc y un sistema inmunitario debilitado. Se ha comprobado que ayuda en el tratamiento de infecciones respiratorias como el resfriado y la gripe, así como en la tos y la rinitis.

Ácidos grasos esenciales

Se conoce cada vez mejor el efecto preventivo de los ácidos grasos omega-3, en problemas cardiovasculares e incluso en otros de concentración y falta de ánimo. Estas grasas son abundantes en el pescado azul y también se encuentran en algunos vegetales (lino, chía, nuez). Como la dieta occidental suele ser rica en ácidos grasos omega-6, en detrimento de los omega-3, conviene evitar su posible desequilibrio (un exceso de omega-6 favorece los procesos inflamatorios, mientras que un mayor aporte de omega-3 los previene). En lo tocante a la inmunidad, ambos ácidos grasos también ejercen efectos contrapuestos. Los linfocitos B y T, son antagonistas el uno del otro. Los eicosanoides de ácido araquidónico (omega-6) estimulan a los linfocitos B e inhiben los linfocitos T, mientras que los eicosanoides de los ácidos EPA y DHA (omega-3) estimulan a los linfocitos T e inhiben a los linfocitos B.

Selenio

De propiedades antioxidantes, el selenio aumenta la producción de glóbulos blancos y actúa contra algunos virus frenando su re­producción. También se ha comprobado que la complementación de la dieta con selenio mejora la respuesta a las vacunas, incluso en personas a quienes no parece faltarles.

Ginseng

La raíz de esta planta de Extremo Oriente es un poderoso tónico para el sistema nervioso de las defensas. Su nombre latino (Panax) proviene del griego pan (todo) y axos (cura­ción), en alusión a sus excelentes propieda­des curativas. Con fines medicinales se usan sobre todo tres tipos de ginseng: el asiático (Panax ginseng), el norteamericano (Panax quinquefolius) y la va­riedad siberiana (Eleutherococcus senticosus), conocida como Eleuterococo. Los tres fortale­cen el sistema inmunitario y previenen las in­fecciones respiratorias, al parecer aumentando la producción de interferón y estimulando la actividad de los fagocitos y las células asesinas naturales. Esto último lo corroboró un estudio del año 2007 llevado a cabo en Canadá con ginseng norteamericano, según el cual, tomar 200 mg dos veces al día en invierno, reduce la incidencia de los resfriados, alivia los síntomas y mejora la respuesta a las vacunas contra la gripe.

Propóleo

El propóleo es una sustancia resinosa vege­tal que las abejas recogen y transforman con sus secreciones salivares a fin de convertir­la en un producto idóneo para desinfectar la colmena, sellar grietas y “embalsamar” a los insectos intrusos que no pueden expulsar por su gran tamaño. El propóleo contiene resi­nas, bálsamos, aceites esenciales, minerales, oligoelementos, vitaminas, aminoácidos y más de cincuenta grupos de flavonoides, lo que hace de esta sustancia un potente des­infectante, analgésico, antiinflamatorio y revitalizante. Posee también propiedades an­tioxidantes, antifúngicas citoestáticas, cicatrizantes e inmunoestimulantes. Su empleo resulta útil en el tratamiento de múltiples patologías, desde afecciones broncopulmonares hasta otitis, faringitis, infecciones bu­cales, inflamaciones de la mucosa gástrica, cistitis, quemaduras, verrugas y alivio sinto­mático de las psoriasis.

Aceite de hígado de bacalao

Su desagradable sabor hizo que un reme­dio tan clásico como el aceite de hígado de bacalao, quedara durante unas décadas solo para el recuerdo. Sin embargo, los nuevos descubrimientos y la posibilidad de tomarlo en cápsulas han renovado el interés por sus beneficios. Uno de los más importantes es la reducción del colesterol, pero también es un excelente aliado para reforzar las defensas. El aceite de hígado de bacalao es excep­cionalmente rico en vitaminas A y D. La vi­tamina A, que en forma de provitamina se encuentra también en alimentos como la za­nahoria y ciertas fruías y verduras, ayuda a prevenir infecciones, en especial del aparato respiratorio y protege las mucosas. Además, aumenta la respuesta de los anticuerpos y la actividad de los fagocitos y los linfocitos.

Extraído de: Revista Cuerpomente, n° 348

sábado, 12 de septiembre de 2015

Productos ecológicos y naturales de higiene femenina

Desde 1989 Natracare es la mejor opción de higiene natural femenina. Una gama de productos ecológicos de gran calidad muy beneficiosos para la salud y el medio ambiente. Los tampones, por ejemplo, son de algodón 100% con certificado ecológico y, al igual que las compresas y protege-slips, están fabricados solamente con materiales naturales totalmente libres de cloro y no contienen aditivos, perfumes ni plásticos.


La contaminación por dioxinas es un serio problema medioambiental que contamina nuestro aire, agua, tierra y plantas, y que se almacena para siempre en nuestras células adiposas. Está causada por varios procesos naturales e industriales, como la utilización de pesticidas y el blanqueo con cloro de materiales usados para fabricar papel como pañuelos, compresas y tampones. Por esto nos gusta que todos los productos Natracare estén totalmente libre de cloro (TLC).

Los síntomas de las mujeres que sufren alergias, irritación, molestias y picor en la piel empeoran durante la menstruación. Muchos ginecólogos recomiendan usar productos 100%  de algodón, como los de Natracare, para evitar los agentes sintéticos y químicos usados habitualmente en los artículos de higiene femenina. Muchas mujeres han experimentado alivio después de usar productos Natracare porque los tampones y las toallitas de higiene íntima femenina están hechos de algodón 100% ecológico no blanqueado con cloro, sin rayón, ni agentes aglutinantes, plásticos, tensoactivos, resinas, látex o fragancias.

Síndrome del Shock Tóxico

El Síndrome del Shock Tóxico (SST) es una enfermedad poco frecuente pero mortal causada por un tipo de bacteria que puede producir toxinas en el cuerpo. Los síntomas del SST aparecen rápidamente y a menudo son graves. Los resultados de un estudio publicado en "The Journal of Infectious Diseases in Obstetrics and Gynaecology" sugiere que el uso de tampones 100% de algodón puede reducir el riesgo de dufrir el Síndrome del Shock Tóxico en comparación con los tampones que contienen rayón. El estudio se efectuó con 20 variedades de tampones, incluyendo los tampones Natracare 100% de algodón y concluyó que los tampones 100% de algodón no producían la peligrosa toxina SST de la bacteria Staphylococcus aureus, mientras que otros tampones sí lo hacían.

El uso de pesticidas está generalizado en todo el mundo y es nocivo para las personas y para el medio ambiente. Elegir productos ecológicos ayuda a reducir la contaminación ambiental y la exposición personal a las dioxinas. Este es el motivo por el cual nos aseguramos de que los tampones, las toallitas íntimas femeninas y los protege-slip de algodón están fabricados solamente con algodón ecológico certificado.


Biodegradables y sin plástico

¡Cada año se desechan más de 45 mil millones de compresas en el mundo! Puestas en fila cubrirían toda la distancia hasta el sol y para enterrarlas debería hacerse un agujero de 90 metros de profundidad y 90 metros de ancho. La mayor parte de compresas y toallitas de higiene íntima femenina están fabricadas con materiales sintéticos como el plástico, que tardan cientos de años en descomponerse en la tierra. Los productos Natracare son entre un 95% y un 100% biodegradables y compostables. No contienen plásticos o materiales derivados del petroleo, para cuya producción se liberan toxinas y gases de efecto invernadero causantes del cambio climático. Además, la eliminación de estos productos tóxicos es complicada. De los 45 mil millones de compresas tiradas a la basura cada años, un 90% son plásticos.

¿Sufres continuos ataques de candidiasis? ¿Lo has probado todo y sin embargo continúan apareciendo? Quizá te sorprenderá saber que puede tratarse de una reacción a las compresas o tampones que utilizas. Tanto si tienes candidiasis como si no, los tampones o compresas convencionales, pueden causarte molestias genitales. Uno de cada 6 ginecólogos opinan que estos síntomas empeoran durante la menstruación, indicando que hay una posible conexión entre éstos y el tipo de protección utilizada.

Más de un tercio de las mujeres con síntomas de picor, escozor o molestias en la zona vaginal pueden estar sufriendo los síntomas de Irritación Alérgica Femenina (IFA). Uno de los primeros consejos que se da a las mujeres que sufren candidiasis es el de usar ropa interior de algodón. Se sabe que la fibras sintéticas pueden empeorar los síntomas. Muchas compresas y tampones no están fabricados únicamente de algodón, sino que contienen plásticos, fibras sintéticas y residuos de blanqueadores con cloro. No es extraño entonces que tus partes más íntimas se irriten.

¿Qué puedes hacer? El primer paso es pasarte a usar materiales naturales y preferiblemente ecológicos para tu ropa interior y en tus productos de higiene personal.

Mejor salud, mejor medio ambiente

Usando este tipo de productos, elaborados solamente a base de celulosas sostenibles y biodegradables, ofreciendo productos de alta calidad, cómodos, seguros y sin plásticos, ayudamos a conservar nuestros océanos y reducir el impacto de los plásticos. Evitamos los pesticidas y productos químicos tóxicos al usar algodón ecológico certificado y celulosa no blanqueada con cloro. Así evitas el contacto con muchos agentes cancerígenos como pesticidas, herbicidas y dioxinas.

Los productos Natracare no contienen parabenos, bensoatos sódico, SHG, fenoxietanol ni formaldehídos. Aseguran el cuidado de tu piel y del medio ambiente utilizando extractos de plantas ecológicas en las toallitas. Comparten los principios de la agricultura ecológica, cuidando el medio ambiente y minimizando el impacto ambiental, desde la obtención de las materias primas hasta el producto acabado.

martes, 8 de septiembre de 2015

Campaña Anti-Piojos


Los mejores aliados para prevenir y tratar los piojos:

La loción y el champú higienizante y vitaminada D'Shila, elaborados y pensados para su utilización juntos y son perfectos para usar en edad escolar. D'Shila realiza una fórmula que incluye aceites esenciales y extractos de plantas capaces de ahuyentar insectos, en especial los piojos.
Sus componentes principales son: Aceite esencial del Árbol del Té. Extractos de Neem, Hiedra y Albahaca, destilado de Lavanda, aceite de Limón, Aloe vera y proteínas de Trigo.

El Neem (también llamado Nim), es un árbol originario de la India. Es una especie poco conocida en la mayor parte de occidente, su nombre científico es Azadirachta indica y sus orígenes se encuentran en la India oriental. Es un árbol sumamente resistente, capaz de sobrevivir en condiciones muy adversas. El aceite posee múltiples cualidades y beneficios, aunque posee un aroma peculiar y característico. Su propiedad antibacteriana juega un papel fundamental en el uso del aceite de Neem sobre el pelo. Puedes aplicarlo para eliminar los piojos u otras infecciones. La mejor forma de hacerlo es mediante mascarillas para el pelo. Puedes aprovechar el tratamiento o la elaboración de la mascarilla casera para combinarlo con aceite de Argán. De este modo, lograrás un efecto alisador y reparador sobre el cabello, así como un desencrespamiento, mejorando el estado tanto del cuero cabelludo como de las puntas.

Además, el aceite de Neem, hidrata y nutre las capas más profundas de la piel. Ayuda a mantener la estructura de la membrana celular con su rica composición en ácidos grasos esenciales y el aporte de nutrientes antioxidantes. Posee un efecto antiinflamatorio y bactericida potente, por lo que es muy útil para el tratamiento de infecciones y otras enfermedades cutáneas. Algunos dermatólogos lo prefieren para tratar el acné y la psoriasis en vez de la rosa mosqueta, otro aceite con grandes propiedades. Es emánogo, ya que estimula la circulación por la zona pélvica. Ayuda a disminuir la fiebre (febríbugo).

El aceite esencial de Árbol del Té se obtiene de las hojas y tallos por destilación al vapor, seleccionando lo mejor de cada planta. Posee características distintivas y un aroma único. Originario de Australia, los aborígenes de este país lo han utilizado por sus numerosas propiedades desde hace cientos de años. Este aceite esencial posee un efecto antiséptico triple: actúa contra las bacterias, hongos y virus, además, es cicatrizante, balsámico, antiinflamatorio, desodorante y expectorante. Las propiedades antisépticas, fungicidas y anti-acneicas están aceptadas y reconocidas por el departamento de salubridad Australiano. Durante la época escolar es muy útil para combatir los problemas con los piojos. Como cualquier otro aceite esencial se debe evitar el contacto con los ojos, pero si esto sucediera, deberá enjuagarlos con abundante agua. Es recomendable testarlo dermatológicamente con una gotita en la piel y esperar unas horas por si provocara algún tipo de reacción.

viernes, 4 de septiembre de 2015

¿Qué es el selenio?

El selenio fue utilizado en el tratamiento de la caspa pero este oligoelemento esencial (requerido en pequeñas cantidades por el organismo) ha sido objeto de ciertos avances relacionados con su utilización y papel como importante nutriente en el esquema general nutricional.


El selenio se incorpora a ciertas proteínas creando seleno-proteínas que tienen un funcionamiento enzimático antioxidante, acción con capacidad para detener el daño producido a las moléculas de ADN e impidiendo el desarrollo de tumores. El selenio forma parte de la ruta metabólica del yodo. Una deficiencia de yodo, pudiera ser que también acontezca con deficiencia de selenio. Este oligoelemento juega un papel importante en la regulación de la glándula tiroides, así como en el fortalecimiento del sistema inmune. Una reducción de la actividad por parte de las hormonas tiroideas pudiera ser un signo de deficiencia de selenio, especialmente en personas diagnosticadas de hipotiroidismo.
Según un reciente estudio en American Journal of Epidemiology, la ingesta de selenio durante toda la vida puede afectar a la conservación de las funciones cognitivas respecto al envejecimiento, sugiriendo que niveles adecuados de selenio pueden prevenir la enfermedad de Alzheimer.
El selenio se encuentra de forma natural en el suelo, esto afecta al contenido en plantas que obtienen sus nutrientes de la tierra y, a su vez, los animales que dependen de las plantas para su alimento. En la actualidad, sin los métodos naturales de enriquecimiento de la tierra y una agricultura comercial, con el uso de fertilizantes que aumentan el rendimiento de la tierra, no acontece de forma natural la absorción natural del selenio. Por lo tanto, la elección de alimentos orgánicos de regiones donde los niveles del oligoelemento es alto puede asegurar unas cantidades necesarias para el organismo.
La carne también puede proporcionar selenio. Los animales alimentados con selenio orgánico también facilitan una cantidad suficiente en la carne. Para ello deben ser animales de granja que no han sido alimentados con piensos modificados genéticamente o sometidos al tratamiento con antibióticos.
Una deficiencia de selenio es rara, excepto en países donde los niveles presentes en el suelo son bajos. Una deficiencia del oligoelemento selenio se asocia a un sistema inmune debilitado, hipotiroidismo y enfermedades del corazón. Las personas que sufren de trastornos gastrointestinales también pueden sufrir una deficiencia ya que pueden reducir la absorción de selenio, así como la absorción de otros nutrientes. Las afecciones directamente relacionadas con el selenio son la enfermedad de Keshan, enfermedad de Kashin-Beck y el cretinismo endémico mixedematoso.

¿Qué cantidad de selenio necesitamos?
Se estima que se requieren unos 55 micro- gramos diarios. Pueden administrarse a través de una dieta rica en granos enteros, mariscos y frutos secos. Una cantidad excesiva de selenio y su toxicidad se estima que ocurre, generalmente, a partir de la exposición industrial. Sin embargo, se sospecha que más de 900 microgramos por día pueden suponer una sobredosis de selenio. La ingesta dietética máxima tolerable (UL) es de 400 microgramos/día en adultos.

Extraído de: Natural News, www.naturalnews.com