miércoles, 25 de junio de 2014

Antibióticos de la naturaleza


- Agua de cebolla: Cortar una cebolla grande en rodajas fi­nas y colocarla en un recipiente. Añadir ¼ de litro de agua tibia, hasta cubrirla totalmente, y dejar reposar durante va­rias horas. Ir bebiendo el agua de cebolla a lo largo del día. También se puede uti­lizar para hacer gárgaras.

- Jugo de cebolla: Vaciar el corazón de una cebolla grande y rellenarla con azúcar de caña. A conti­nuación cortar la parte inferior haciendo un pequeño orificio, y colocar la cebolla encima de un vaso. Se apreciará como el vaso se va llenando de gotas que caen de la cebolla (el proceso es muy lento y se necesita todo un día), elaborando un jarabe delicioso, incluso para los niños.

- Jarabe de rábano picante: Rallar el rábano y añadirle un poco de miel, amasar y extraerle el jugo. Hervirlo en un poco de agua con azúcar de caña, volver a estrujar la masa y recuperar su jugo. Se puede tomar una cucharada tres veces al día.
Si nos gusta el rábano picante, podemos comerlo las veces que queramos. Fresco en ensalada o a la plancha, es una hor­taliza deliciosa y muy saludable.

- Puré de ajo: Aunque socialmente este puré es "me­nos aceptable", no por ello es menos eficaz. Para prepararlo hay que pelar tres dientes de ajos, reducirlos a una pasta y amalgamarlos bien con miel. Se pueden tomar dos cucharadas al día.



Extraído de la revista “Noticias de Salud”, (Invierno 2013-2014)

miércoles, 11 de junio de 2014

Los omega-3 pueden ayudar a preservar el volumen del cerebro en la vejez

Las personas con niveles más altos de ácidos grasos de la serie omega-3, DHA y EPA también pueden tener un volumen cerebral más grande en la vejez, según un nuevo estudio. Esta investigación ha sido publicada en “Neurology” y dirigida por el Dr. James Pottala de la Universidad del sur de Dakota. El equipo evaluó los datos sobre niveles de EPA y DHA en más de 1.000 mujeres relacionado con la medida ocho años después del volumen cerebral.


Lo que se encuentra, ocho años después, es que aquellos sujetos que tenían niveles más altos de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 tenían un mayor volumen total del cerebro. Estos niveles más altos de ácidos grasos se pueden alcanzar a través de la dieta y el uso de complementos. Los resultados sugieren que el efecto sobre el volumen del cerebro es el equivalente a retrasar la pérdida normal de las células cerebrales que acontecería de uno a dos años, según explica Pottala. Además, especificó que las personas con niveles más altos de DHA y EPA también tenían un volumen 2,7% mayor en el área cerebral del hipocampo.

Mientras que los resultados normales del envejecimiento en la atrofia del cerebro en general, un menor índice de omega puede ser señal de un mayor riesgo de atrofia del hipocampo, área que juega un papel muy importante en la memoria.

“Higher RBC EPA + DHA corresponds with larger
TOTAL BRAIN AND HIPPOCAMPAL VOLUMES”,

James V Pottala, Kristine Yaffe, et al.

viernes, 6 de junio de 2014

La danza del oráculo de las runas

Taller introductorio y creación de tus propias runas. Conocer su sabiduria y conexión con la vida a través de la Biodanza.


Los vikingos diseñaron un alfabeto de símbolos, llamado Futhark, como medio de comunicación y, posteriormente, lo utilizaron como oráculo. Las runas han formado parte de la historia prácticamente por los siglos de los siglos. La historia nos enseña que fueron un regalo de Odín a los nórdicos, e independientemente de haber sido diseñadas en un principio como medio de comunicación, los vikingos comenzaron a interpretarlas para pronosticar desenlaces de batallas, ante un viaje o como fuente de inspiración. Al alfabeto rúnico se le conoce con el nombre de Futhark debido a los nombres de las seis primeras runas: f, u, th, a, r, y k. Los celtas añadieron una runa más, sin diseño alguno, a las originales a la cual llamaron Odin, por el rey noruego de la sabiduría y la magia, sin embargo el grupo original nórdico sólo contiene 24 runas.

En éste taller crearemos nuestras propias runas en plena naturaleza, disfrutando de un día en la playa y danzaremos conectados a la energía celta para sumergirnos en este antiguo y fantástico oráculo,

¡Ven a visitarnos a nuestra tienda en Sedaví (Valencia) si deseas más información!
Imprescindible reservar la plaza para el taller al teléfono: 96 375 51 56 / 658 10 63 79

¡PLAZAS LIMITADAS!

IMPARTEN:

Vanesa Suárez. 
Cuarto taller que imparte sobre el oraculo de las runas, Tambien es Fitoterapeuta y especialista en Reflexología Podal con Bioenergética y Drenaje Linfático. Posee estudios de Astrología médica con el Dr. Francisco Verdú. Maestra de Reiki y Practicante homologada del Instituto Edward Bach de Flores de Bach. Conferenciante sobre la Energía Femenina y La Medicina Natural, realiza talleres y cursos. Terapeuta en la herboristería Avet (Sedaví, Valencia).
Entra en: http://blogavet.blogspot.com/

Soraya Gil. 
Artista y Creadora. Titulada en Biodanza Sistema Rolando Toro, lleva acompañando a grupos regulares desde el 2010, especializada en Biodanza para niños/as, imparte clases para familias. También trabaja con mujeres en su grupo de ”Biodanza y Ser Mujer” recorriendo los ciclos menstruales y los diferentes arquetipos. “Maestra” y Terapeuta Reiki, también utiliza los símbolos angelicales de Ingrid Auer, visualizaciones guiadas, meditación, arteterápia, regresión, programación de sueños y litoterápia. Desde que es madre participa de un proyecto de educación acompañando a infantiles en su desarrollo y expresión de vida, formada en pedagogía 3000, Método Asiri y Educación Biocéntrica entre otros.
Entra en: http://biodanzateruel.blogspot.com.es/

martes, 3 de junio de 2014

Hambre emocional: cuando el monstruo se apodera de ti…

Cuántas veces nos encontramos a nosotros mismos frente al televisor, ordenador,etc. terminado esa última galleta del paquete y ¡HORROR!, nos preguntamos: pero,¿porque estoy comiendo si no tengo hambre? Las ganas incontrolables de galletas, chocolates, dulces, patatas fritas, helados, golosinas, frituras, pizzas, etc. no son el problema principal:  son solo la punta del iceberg; lo importante es lo que esta “bajo el agua”.


Esta forma “compulsiva” de comer es llamada HAMBRE EMOCIONAL. Todos sabemos que las emociones juegan un papel muy importante en la forma en la que comemos. Muchas personas, incluso de manera inconsciente, comen no solo cuando tienen hambre, sino para llenar vacíos emocionales, cuando se sienten aburridos, por estrés, cuando sus relaciones personales o su trabajo no son satisfactorios e, incluso, en situaciones positivas: para premiarse, para celebrar algo y así miles de razones cuyo origen es emocional o situacional, mas allá de la simple necesidad de estar nutrido. Lo más llamativo de esta forma de comer es que generalmente va acompañada de una sensación de ansiedad e incluso de culpa.

apetitoemocional
¿Y QUÉ PUEDO HACER?
En este sentido el COACHING NUTRICIONAL puede ayudar a que cada persona descubra cuáles son esas emociones/situaciones que generan los estados de ansiedad: ¿qué desata mi monstruo? Descubrir y solucionar estos conflictos internos nos ayuda a controlar el hambre emocional, pero además hay que encontrar fórmulas para detectar ciertas conductas desencadenantes y cambiarlas por otras más saludables o bien que nos permitan evadirnos de esa sensación de hambre descontrolada.
UN BUEN EJERCICIO:
Cada vez que detectamos esa ansiedad apuntar en un folio:
¿Qué emoción/situación la desencadena?
¿Qué estoy haciendo/sintiendo en este justo momento?
¿Qué alimento es el que me apetece y con qué nivel lo ansío (del 1 al 10)?
¿Que puedo hacer en este momento para evitar que esa emoción me haga perder el control?
Por ejemplo:
- Salir a dar un paseo.
- Darme un baño relajante.
- Leer un libro
- Llamar a algún amigo/a por teléfono
- Poner en práctica el último punto buscando la alternativa que sea para cada uno de nosotros la más adecuada en cada situación. No hay reglas fijas. Recuerda que: El hambre emocional afecta en mayor o menor medida a muchas personas, aún más cuando se inicia un plan de alimentación, ejercicio físico o cualquier otra actividad saludable que requiere cierta disciplina. Buscar ayuda en un nutricionista o coach nutricional es la mejor opción cuando estas emociones nos desbordan o cuando solos no somos capaces de conseguirlo.
Extraído del blog: http://metodonovaline.com/