martes, 30 de noviembre de 2010

Sinusitis



La sinusitis se presenta físicamente como una inflamación de la mucosa de las cavidades óseas de la cabeza (senos paranasales). Esta inflamación e infección produce dolor de cabeza, congestión, dificultad para respirar por la nariz, sensibilidad en la frente e hinchazón. Los catarros frecuentes y mal curados ya nos avisan que se puede afianzar físicamente en el organismo esta patología, sobretodo si no se expulsa toda la mucosidad. También pueden aparecer otras molestias como el mal aliento, los ronquidos, problemas añadidos a los oídos, garganta y en ocasiones fiebres suaves.

En el aspecto holístico de la enfermedad, la nariz representa el reconocimiento de uno mismo y en este aspecto puede ser un error esperar el reconocimiento familiar. En este tipo de patología hay que ser consciente de que seguramente existe una irritación profunda contra una persona muy íntima, generalmente el padre o una persona de sexo masculino (siendo visto bajo una figura paterna). Es necesario poner límites. Mientras se realiza el tratamiento o hasta que desaparece la patología es muy conveniente, todas las mañanas, decir la siguiente afirmación en voz alta: “Estoy en paz. Declaro la armonía en mi interior y a mi alrededor. Mi capacidad de análisis y percepción están perfectamente bien. Reconozco y valoro mi intuición. Libero lo viejo y atascado de mi interior.

Hay que procurar expulsar toda la mucosidad durante los catarros (que hay que curar bien). Beber abundantes líquidos y eliminar alimentos que provocan mucosidad. Vigilar posibles alergias alimentarias y mejorar el sistema de defensas. Evitar el tabaco y los ambientes insanos y contaminados.
Seguir las siguientes pautas caseras y remedios naturales para curar bien los catarros.

Dieta y nutrición

-         Hacer una dieta limpia y, a ser posible, de alimentos y frutos crudos procedentes de la agricultura ecológica. El ayuno o semiayuno terapéutico es recomendable.
-         Zumos biológicos en abundancia. Tomar mucha agua.
-         Eliminar alimentos alérgicos (todo tipo de lácteos y harinas refinadas…)
-         Tomar alimentos ricos en vitamina C y vitamina B, hierro, cinc, etc…
-         Eliminar de la dieta alimentos refinados como el azúcar (tomar miel, mejor que azúcar de caña).

Remedios caseros

-         Vahos con agua (cuando exista congestión): añadir infusiones de plantas (ver plantas medicinales).
-         Paños calientes sobre la zona del dolor (cuando exista dolor), con el agua de las infusiones también.
-         Lavados de nariz (todos los días, por la mañana durante el aseo diario): Agua templada y ligeramente salada (una pizca). Aspirar por la nariz y expulsar por la boca.


Plantas medicinales

-         Espliego, eucalipto, menta, saúco, tomillo, verbena, malva, abeto, pino, orégano, hinojo, lavanda, echinacea…

Complementos

-         Despatic (desmodium, cardo mariano y alcachofera), NovaDiet. 1 ampolla en el desayuno y otra antes de la comida, durante 40 días, mientras se realiza la dieta.
-         Zumo bio de Noni, Granovita. 1 cucharada sopera cada 12 horas, media hora antes de ingerir alimentos. Por lo menos dos botellas seguidas.
-         Extracto de Echinacea. Echinaforce, Vogel. 30 gotas, 3 veces al día. Durante un mes o mes y medio, luego descansar unos 10 días y volver a tomar.
-         Propóleo. Liproline, NovaDiet, en spray nasal, spray bucal o extracto puro fluído. 3 veces al día.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Salvado de avena


La fibra es un componente de ciertos alimentos comestibles que sirve para darles forma y volumen. Una de las principales características de la fibra es que no se digiere en el tubo digestivo humano, retiene agua, dificulta la absorción de colesterol y aumenta el bolo fecal.

Hay dos tipos de fibra dietética: soluble e insolubre. La fibra soluble retiene el agua y se vuelve gel durante la digestión e igualmente retarda la digestión y la absorción de nutrientes desde el estómago y el intestino. Este tipo de fibra se encuentra en alimentos tales como el salvado de avena, la cebada, las nueces, las semillas, los guisantes y en algunas frutas y hortalizas.

El salvado de avena tiene un elevado contenido en fibra soluble, que contribuye de forma eficaz a reducir los niveles de colesterol en la sangre y regular la glucemia (ideal para los diabéticos). Cuando se digieren las grasas, las fibras solubles se pueden ligar al colesterol, provocando que se eliminen como residuo en lugar de ser absorbidas. Asímismo, ingerido antes de las comidas posee efecto saciante, reduciendo el apetito. Por lo tanto, puede ser útil en dietas de control de peso.

En el año 1992 un equipo de investigadores revisó todos los productos publicados hasta la fecha y llegaron a la conclusión de que la fibra soluble de la avena producía un efecto reductor sobre los niveles de colesterol en la sangre. Se concluyó que el consumo diario de unos 3 gramos de fibra soluble de avena reducía el colesterol sanguíneo en unos 5,9 mg/dL en personas con niveles normales de colesterol y en 18,6 mg/dL en aquellas personas con hipercolesterolemia.


El salvado de avena puede ayudar a:
- Impedir el estreñimiento.
- Reducir el colesterol.
- Disminuir el riesgo de contraer cáncer colorectal.
- Control de peso al reducir el apetito.
- Evitar y tratar la diverticulosis.
- Combatir las hemorroides.
- Impedir la formación de cálculos biliares.
- Controlar los niveles de glucosa sanguínea en pacientes diabéticos.


Cantidad que recomiendan los expertos: 3 gramos al día con abundante agua o líquido, repartidos a lo largo del día (1 gramo antes de cada comida, por ejemplo).

Importante: Señalar que para obtener los beneficios de la fibra dietética se deben tomar suficientes líquidos (agua, sopas, zumos, etc...); al menos dos litros al día para permitir que se efectúen de forma adecuada los movimientos intestinales. También es importante resaltar que tratándose de la fibra de un cereal es imprescindible que el producto proceda de la agricultura ecológica.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Reflexología podal en Avet




La planta del pie y el pie en su conjunto, representa en forma esquemática la totalidad del cuerpo y sus órganos. Este es el principio de la reflexología podal. En ella, mediante el masaje se puede influir a modo reflejo sobre los correspondientes órganos y vísceras, aparte de la importancia diagnóstica que tiene. Los buenos resultados de la reflexología podal y la escasez de efectos secundarios, hace que hoy en día, sea aplicada con más frecuencia por los profesionales sanitarios, entre ellos los fisioterapeutas.

BENEFICIOS DE LA REFLEXOLOGÍA
1.Es relajante.
2.Reduce el estrés.
3.Mejora la circulación.
4.Permite la liberación de toxinas.
5.Equilibra los distintos sistemas.
6.Revitaliza la energía.
7.Actúa de forma preventiva.
8.Es gratificante para quién la da y para quién la recibe.

Además, en Avet aplicamos la Reflexología podal con Bioenergética, potenciando aún más el efecto holístico de la terapia, tratando problemas emocionales o sentimentales. La terapia se complementa con aromaterapia (aceites esenciales), fitoterapia (plantas medicinales), consejos dietéticos y nutricionales (complementos y alimentación) y otras terapias alternativas como las Flores de Bach o Reiki.

¡Visita nuestra consulta en Sedaví, Valencia!
Para más información o pedir cita, llámanos...
Telf: 96 375 51 56 

domingo, 21 de noviembre de 2010

Avet con las bolsas biodegradables y compostables

En nuestra tienda ya no damos bolsas de plástico. Pensamos que es necesario contribuir con el medio ambiente, por poco que sea. Intentamos concienciar a nuestros clientes de que reutilicen y reciclen las bolsas, pero es necesario que desde los comercios no contribuyamos a que se sigan generando éste tipo de contaminantes. Así, hemos decidido tener bolsas biodegradables y compostables en nuestra tienda, a un bajo coste, para los clientes que no las traigan de casa. Este tipo de bolsas se degradan rápidamente en el medio, sin contaminarlo. Todos tenemos que comprometernos para que podamos cambiar nuestras costumbres "poco ecológicas".


Nosotros partimos de la patata.

Los bioplásticos son plásticos fabricados a partir de recursos vegetales y renovables. Entre los vegetales, la fécula de patata ofrece numerosas ventajas para la fabricación de bioplásticos:
- Su rendimiento por hectárea en fécula.
- Sus propiedades olfativas neutras.
- Una nueva generación de bioplásticos sin plastificante.
Más de 20 variedades destinadas a la industria de la fécula:
- Cultivada en el norte y este de Francia.
- Rica en fécula (entre un 17 y un 21%).
- Irrigación natural.
Los bioplásticos son una oportunidad prometedora para una agricultura sostenible. Actualmente las principales salidas de las 1,25 toneladas de patatas que se producen en Francia son la industria papelera y la agroalimentaria. Otras salidas que están experimentando un fuerte crecimiento son las bolsas de basura, los films agrícolas o el Gel Feu. Y en fase de estudio se encuentran otras aplicaciones para la industria plástica, textil y de adhesivos.

Extraemos la fécula de la patata

La fécula contiene la amilasa, azúcar de base del mundo vegetal. La amilasa está presente en más de 50 plantas, como la patata, el maíz, el trigo, el arroz, la mandioca, etc...
Se utiliza en numerosas industrias:
- En la industria alimentaria; el azúcar o los pasteles, salsas, sopas, entremeses, postres...
- En la papelería para mejorar las calidades del papel o del cartón.
- En la farmacia para unir los componentes de los comprimidos.
- En la industria química, remplazando al petróleo, especialmente en los plásticos.
Los recursos vegetales y renovables permiten fabricar prácticamente todos los productos procedentes del petróleo. Tienen el mismo origen: el carbono. Pero el vegetal tiene una vida mejor: es renovable y neutro frente al efecto invernadero. Además, los productos provenientes de recursos vegetales y renovables no son tóxicos, no contaminan.


Bioplásticos a base de fécula.

Los bioplásticos están fabricados a base de fécula de patata, de azúcar y/o de copoliester. Se presentan bajo la fórmula de gránulos.
- La fécula, el azúcar y/o el copoliester son mezclados y calentados con el fin de formar una pasta homogénea. Se colocan en un tornillo sin fin hacia un tamiz que forma unos hilos parecidos a "spaguettis".
- Los "spaguettis" de bioplásticos pasan por un baño de agua que los enfría.
- Seguidamente son cortados para formar los gránulos.
Los gránulos de bioplásticos son la materia prima que luego será transformada por la industria del plástico para fabricar una larga variedad de productos de uso cotidiano.

Fabricar productos cotidianos.

100% biodegradables, recursos renovables, los bioplásticos forman parte de nuestra vida cotidiana.
1 patata = 10 bolsas de bioplástico.
Sólidas y de altas calidades técnicas, hay un gran número de aplicaciones para los bioplásticos.
Embalajes:
- Bolsas de as lazo, bolsas de basura, bolsas de camiseta, bolsas self-service.
-Embalajes alimentarios: botellas, barquetas, barquetas de pastel...
Restauración rápida:
- Vajilla y cubiertos, platos, cajas...
Farmacia y cosmética:
- Cápsulas, tarros, cajas...

100% biodegradables, reutilizables, reciclables y compostables.

Después del uso, los bioplásticos se descomponen bajo el efecto de los microorganismos del suelo y se eliminan naturalmente sin intervención humana.
Ejemplo: una bolsa  de bioplástico desaparece en menos de 180 días. En función de su espesor, se degrada totalmente para generar, pasados 180 días, agua, gas carbónico y la biomasa según la norma NF EN13432.
Los bioplásticos son fácilmente compostables. Recogidos junto con los desechos verdes, los productos en bioplásticos se convierten en compost que servirá de abono, principalmente para la agricultura biológica. Este compost puede ser producido bien por particulares bien por una empresa de compostaje.
Reducción de las emisiones de gas con efecto invernadero. La utilización de la biomasa renovable permite la reducción de las emisiones de gas con efecto invernadero. En el caso de los bioplásticos, esta reducción alcanza un 50%.

Más información:
www.sphere-spain.es

jueves, 18 de noviembre de 2010

Banca Ética



El señor que vas a ver es subdirector de un banco, se llama Joan Melé, es español, ha trabajado toda su vida en la banca, el banco en que trabaja ahora es Tríodos Bank, dejó su anterior trabajo por cuestiones de conciencia, ahora da charlas y conferencias como la que vas a ver.
Te cuento todo esto porque cuando lo oigas nunca llegarías a pensar que la persona que habla es un banquero.
Las cosas cambian, las hacemos cambiar las personas, y lo mejor es saber que ES POSIBLE.
La conferencia fue el 6 de Mayo de 2010.

Texto extraído de wabbblalogia.blogspot.com

lunes, 15 de noviembre de 2010

Propiedades curativas del Magnesio

            El magnesio es un tranquilizante natural que mantiene el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa, manteniendo al sistema nervioso en perfecta salud. Ampliamente recomendado para los tratamientos antiestrés y antidepresión. El magnesio es un metal alcalinoterroso que representa el segundo catión más importante del sector intracelular después del potasio y es el quinto mineral por su abundancia en el organismo. Este macromineral es componente del sistema óseo, de la dentadura y de muchas enzimas. Participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la contracción y relajación de músculos, en el transporte de oxígeno a nivel tisular y participa activamente en el metabolismo energético. El 60% de las necesidades diarias se depositan en los huesos, el 28% en órganos y músculos, y el 2% restante en los líquidos corporales. 

El magnesio (Mg) ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes, previene los cálculos renales ya que moviliza al calcio. Actúa como un laxante mecánico suave y antiácido. Es también efectivo en las convulsiones del embarazo: previene los partos prematuros manteniendo al útero relajado. Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales y actúa sobre el sistema neurológico favoreciendo el sueño y la relajación. Autorregula la composición y propiedades internas (homeostasis) y actúa controlando la flora intestinal y nos protege de las enfermedades cardiovasculares. Favorable para quien padezca de hipertensión.

 Síntomas carenciales de magnesio 
  • Una dieta que aporte menos de 2000 calorías provoca la insuficiencia de magnesio en nuestros cuerpos.
  • Los síntomas se pueden detectar a través de la irritabilidad y la inestabilidad emocional y con el aumento y disminución de los reflejos, descoordinación muscular, apatía y debilidad, estreñimiento, trastornos premenstruales, falta de apetito, nauseas, vómitos, diarreas, confusión, temblores.
  • El déficit provoca y mantiene la osteoporosis y las caries así como la hipocalcemia (reducción de calcio en sangre) y la eliminación renal de magnesio.
  • Enfermedades como las diarreas graves, la insuficiencia renal crónica, el alcoholismo, la desnutrición en proteínas y calorías, diabetes y el abuso de diuréticos.
  • El exceso de calcio disminuye la absorción de magnesio por lo que no hay que abusar de la leche.
  • El exceso de fósforo también produce la mala absorción de magnesio así como también los fosfatos de las bebidas artificiales. 
Donde encontramos el magnesio
El magnesio se encuentra principalmente entre los frutos secos: girasol, sésamo, almendras, pistacho, avellanas y nueces. Entre los cereales: germen de trigo, levadura, mijo, arroz y trigo. En las legumbres: soja, alubias, garbanzos y lentejas, y en los germinados ya que la clorofila contiene magnesio. De lo que comemos, solo del 30-40 % es absorbido por nuestro cuerpo y depositado en el intestino delgado. 

¿Sabías que el magnesio ...?
La refinación de alimentos produce una perdida entre el 85-99 % de magnesio y la cocción produce un 50 % de pérdida. Antes los alimentos eran más ricos en Magnesio ya que los agricultores utilizaban estiércol animal. Ahora con los abonos químicos los alimentos lo contienen en menor cantidad, por eso recomendamos el consumo de alimentos de agricultura ecológica. 
Las fuentes de magnesio son el cacao, las semillas y frutas secas, el germen de trigo, la levadura de cerveza, los cereales integrales, las legumbres y las verduras de hoja. También se encuentra, pero en menor cantidad, en carnes, lácteos y frutas. Su absorción se efectúa a nivel intestinal y los elementos de la dieta que compiten con su nivel de absorción son el calcio, el fósforo, el oxalato, las fibras y algunos ácidos grasos (lípidos).
Normalmente el organismo no presenta carencias de este mineral, pero las deficiencias suelen darse en casos de:
  • alcohólicos crónicos,
  • cirrosos hepáticos,
  • personas que padezcan de mala absorción,
  • vómitos severos,
  • acidosis diabética
  • y el abuso de los diuréticos.
Su ausencia se refleja por la aparición de calambres, debilidad muscular, nauseas, convulsiones, fallas cardíacas y también la aparición de depósitos de calcio en los tejidos blandos. En caso de fallas renales, se debe ser muy cauteloso para evitar la retención de este mineral. La ingesta diaria de magnesio debe estar entre los 300 y 350 mg./día para los hombres, 280 mg/día para las mujeres y entre 320 a 350 mg/día para las embarazadas.
La necesidad diaria de este mineral, se cubre consumiendo alguna de las siguientes comidas:
        - Una taza de chocolate con leche, y tres rebanadas de pan integral.
        - Una porción de carne acompañada de ensalada verde.
        - Una taza de legumbres cocidas .
        - Una banana de tamaño grande.

El papel del magnesio en deportistas
Es un mineral básico para el deportista por su papel en la relajación muscular y el buen funcionamiento del corazón.
El magnesio es un mineral esencial ya que interviene en más de 300 reacciones enzimáticas. Participa en el metabolismo de los componentes de los alimentos, en la transformación de los nutrientes complejos en sus unidades elementales y en la síntesis de numerosos productos orgánicos. Para que se desarrollen todas las funciones en las que está implicado este mineral, se establece como aceptable un rango de ingesta para la población adulta sana de 150 a 500 mg/día. El magnesio está distribuido en nuestro organismo fuera y dentro de las células. El magnesio extracelular interviene en la transmisión nerviosa y muscular, en el buen funcionamiento del músculo cardiaco (corazón) y desempeña una función primordial en la relajación muscular. El magnesio intracelular forma parte de la matriz ósea.
Para los deportistas, el magnesio es un mineral comprometido porque desempeña, en equilibrio con el calcio, un rol importante en la función muscular, en la relajación y la contracción del músculo.
Un déficit de magnesio originaría una:
  • excitación nerviosa y muscular excesiva (calambre muscular, mialgias ...),
  • latidos cardiacos irregulares,
  • reducción de la presión sanguínea,
  • debilidad..., por tanto, hay una relación directa entre la concentración de magnesio y la contracción muscular.
Los músculos y en particular el corazón, no funcionan correctamente si no contienen suficiente magnesio.
            Además, este mineral es necesario para:
  • la transferencia y la liberación de energía.
  • El esfuerzo genera una pérdida de magnesio,
  • y la falta del mismo conduce a una reducción de las capacidades de resistencia y de adaptación al esfuerzo.
Por todo ello, es fundamental valorar la disponibilidad de magnesio en la dieta del deportista.

Los síntomas de la deficiencia
En deporte, el magnesio es un mineral con una importancia esencial en la prevención de lesiones articulares y musculares, como esguinces, fisuras o fracturas. Se ha comprobado como, ante una lesión, la convalecencia, la recuperación y la reconstrucción ósea se realiza con más rapidez y solidez, si los niveles de magnesio son adecuados.

Suplementos de magnesio en deportistas
Según los datos expuestos, cabe pensar que los suplementos de magnesio son un arma eficaz para contribuir al rendimiento y prevenir daños musculares y articulares. En este sentido, una investigación realizada de forma conjunta en la Universidad de Heidelberg (Alemania) por el Servicio de Neurología y el Departamento de Medicina Deportiva aporta conclusiones relevantes:
“Los suplementos de magnesio no mejoraron el rendimiento, no elevaron los niveles de magnesio en sangre ni en el tejido muscular. El trabajo fue publicado en la revista del American College of Sports Medicine, y tenía como objetivo determinar la relación entre recurrir a suplementos de 500 miligramos diarios de magnesio, tomado durante tres semanas, con el rendimiento físico, los síntomas clínicos y los niveles de magnesio de los deportistas participantes; todos ellos con cifras sanguíneas medias o bajas de magnesio.”
Además, este estudio confirma un dato que se repite en otros documentos: los niveles séricos de distintos minerales, incluido el magnesio, no reflejan el estado actual del mineral en el organismo. Por ejemplo, un deportista puede perder hasta el 20% de las reservas de magnesio de su organismo sin que se modifique la concentración plasmática de magnesio. Además de suplementos de magnesio, los deportistas suelen consumir bebidas enriquecidas en este mineral. En cantidades importantes tiene efectos secundarios, de manera que la ingesta de bebidas muy ricas en magnesio hace que muchos atletas sufran trastornos gastrointestinales, diarrea y calambres abdominales, ya que tan sólo una tercera parte del magnesio se absorbe por el organismo, mientras que dos terceras partes son excretadas con las heces.

Dieta rica en magnesio
El magnesio forma complejos con la clorofila, el pigmento vegetal que proporciona el color verde a ciertas verduras, por lo que los vegetales verdes (espinacas, acelga, achicoria, lechuga, escarola...) son una buena fuente. Este mineral también abunda también en las carnes, el marisco, los productos lácteos, los frutos secos y los granos de cereales integrales (no molidos ni refinados). El agua es otro alimento que puede contener hasta 120 miligramos/litro de este mineral, y constituye una excelente forma de absorción del magnesio.
Las dietas ricas en alimentos refinados suelen tener menor contenido de magnesio que las ricas en vegetales y granos no refinados. El mineral se pierde durante el refinamiento de los cereales, como la harina de trigo y el arroz y el procesamiento de los alimentos, como el azúcar. De manera que una dieta rica en magnesio es aquella que incluye cada día variedad de vegetales, suficiente cantidad de carnes o pescados, así como cereales y derivados integrales (pan, galletas, cereales de desayuno).
Desayuno
Un vaso de leche con miel y muesli.
Pan untado con tomate, aceite y jamón serrano magro.
Macedonia de fruta fresca con zumo de naranja natural.
 Almuerzo
Barrita energética (si se ha realizado esfuerzo físico).
Fruta fresca y un puñado de frutos secos.
Comida
Espinacas salteadas con pasas y piñones.
Filete de caballo con puré de patata.
Pan de cereales y arroz con leche.
Merienda
Un puñado de frutos desecados.
Un yogur mezclado con fruta fresca.
Cena
Sopa de pasta con verduras en juliana.
Tortilla de ajo, cebolla, puerro, zanahoria, pimiento verde y queso.
Pan de cereales y fruta en almíbar.

            ¿Cuáles son las recomendaciones?
La recomendación para la población adulta española, asumiendo la variabilidad individual referente a la absorción y necesidades, se sitúa en una ingesta diaria de magnesio de 350 miligramos para el hombre y de 300 miligramos para la mujer. La población adolescente requiere un aporte diario similar al de la población adulta a fin de aportar magnesio en cantidad suficiente para el mayor crecimiento óseo que ocurre en esta etapa de la vida. La alimentación habitual en nuestro medio proporciona entre 250 y 400 miligramos al día, por tanto, a la luz de los conocimientos actuales, es innecesaria la administración habitual de suplementos de este elemento para satisfacer las necesidades o para obtener supuestos beneficios, salvo en el caso de probarse un descenso de la concentración en plasma en situaciones especiales.

            ¿Quién tiene mayor riesgo de déficit?
 A pesar de que el déficit dietético es poco frecuente existen grupos de riesgo:
- Quienes basan su dieta en alimentos refinados y procesados.
- Personas hospitalizadas que han recibido una nutrición parenteral prolongada (nutrición artificial que se administra vía intravenosa), sobre todo si han sufrido un síndrome diarreico.
- Aquellos que sufren mala absorción intestinal crónica, circunstancia que conduce frecuentemente a deficiencia.
- En los alcohólicos crónicos, la eliminación de magnesio por la orina aumenta.
- Personas que están en tratamiento crónico con diuréticos.

Alimentos ricos en magnesio y cantidad en (mg.) por cada 100 gramos de alimento.
Cacao………………………………….......420 mg
Nueces del Brasil………………………….. 410 mg
Harina de soja………………………………230 mg
Almendras…………………………………. 230 mg
Cacahuetes………………………………… 180 mg
Nueces…………………………………….. 180 mg
Avellanas…………………………………..  180 mg
Judías……………………………………… 160 mg
Pistachos…………………………………... 160 mg
Jengibre……………………………………. 130 mg
Legumbres…………………………………  120 mg
Cereales integrales…………………………  120 mg
Maíz……………………………………….. 120 mg
Guisantes……………………………………120 mg
Hojas verdes vegetales……………………… 65 mg

CARBOMAG

Ingredientes

  • Por cacito: Carbonato de Magnesio (300 mg de Magnesio, 100 % CDR)

Presentación


  • Bote 150 g.

PLAFER 300

Ingredientes

  • Concentrado de naranja a base de zumo de zumo de naranja enriquecido con magnesio. Cada cucharada de 10 ml. aporta 300 mg. de magnesio (100% CDR)
  • Azúcar.

Presentación

  • Frasco de 250 ml

lunes, 8 de noviembre de 2010

Tiempo de cocción de los cereales

Producto (1 taza)
Agua
Tiempo de cocción
Amaranto
2 tazas
7 min.
Arroz integral *
2 ½ tazas
45 min.
Avena copos
2 tazas
7 min.
Azukis
4 tazas
1:30 a 2:00 h.
Bulgur
2 tazas
15 min.
Cebada *
3 tazas
1 h.
Cous cous
1 taza
2-4 min.
Espelta *
3 tazas
1:30 h.
Garbanzos *
4 tazas
3 h.
Judías rojas *
3 tazas
3 h.
Lentejas
3 tazas
3 h.
Lentejas rojas *
2 tazas
15 min.
Mijo
3 tazas
25 min.
Pasta integral
1 olla
10 min.
Sémola de maíz
3 tazas
45 min. – 1 h.
Quinoa
2 tazas
15 min.
Soja verde *
3 tazas
45 min. – 1 h.
Trigo *
3 tazas
2 h.
Trigo sarraceno
2 tazas
15 min.


* Los cereales y leguminosas marcados con un asterisco se recomiendo remojarlos durante la noche anterior para que resulten más rápidos de cocinar. En el caso de las leguminosas, se recomienda también poner un trozo de alga kombu al cocerlas para que resulten más tiernas y digestivas. La combinación de un cereal y una leguminosa da como resultado una proteína completa de alto valor biológico, así que se recomiendan entre otras las siguientes combinaciones: lentejas con arroz integral, soja verde con espelta, mijo con garbanzos, etc…

Exposición de arte

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Germinados y fermentos de semillas

La germinación es una autentica alquimia de la vida en la que podemos obtener un inmejorable alimento nutritivo y vital. Se trata de alimentos vivos de primer orden que convierten a las secas y duras semillas de naturaleza ligeramente acidificante para el organismo en brotes tiernos alcalinos ricos en enzimas digestivas, vitaminas, aminoácidos, clorofila y minerales muy asimilables que ayudaran a mantener nuestro equilibrio ácido-base y a recuperar nuestra autentica calidad de vida. 


La capacidad desintoxicante de los germinados es suficiente razón para adoptar la costumbre de incluirlas en el menú cotidiano y más si se vive en grandes urbes o focos contaminantes. A esto se suma el gran poder de regeneración que poseen las plantas en su nacimiento. Las plantas a esta corta edad poseen cualidades revitalizantes y regenerativas únicas que ayudan a mantener y recuperar la salud, depurando el organismo. Serán grandes aliadas para revitalizar el sistema digestivo y obtener una alimentación saludable. También se puede obtener un agua enzimática fermentada (Rejuvelac) una bebida prebiótica, depurativa y antioxidante.
  

En la trasformación de la semilla en planta tienen lugar varias reacciones químicas fermentativas que transforman los hidratos y almidones concentrados en el grano para el desarrollo de la planta, en nutrientes que se digieren mucho mejor que consumiendo los granos enteros o sus derivados. Se sintetizan gran cantidad de enzimas y vitaminas y se liberan los minerales haciéndolos mas bio-disponibles y asimilables. Durante el proceso de germinación, bajo la influencia del agua, el calor y el oxigeno, se producen procesos biológicos que trasforman favorablemente la composición de los granos. Gracias a la encima amilasa, el almidón se transforma en azucares simples. Estos azúcares hacen que el germen sea muy sensible al deterioro por los mohos, levaduras y bacterias. Durante la germinación, la calidad de las proteínas se mejora igualmente gracias a la descomposición de las cadenas complejas de proteínas en aminoácidos libres y al aumento del contenido en aminoácidos esenciales (entre otros la Lisina). Las grasas se transforman en ácidos grasos libres. Gracias a todas estas modificaciones y al aumento del contenido en humedad, los granos germinados se digieren mas rápidamente y son mas ricos en vitaminas A, B, y E (vitamina de la fertilidad), calcio, potasio, magnesio y en oligoelementos: Hierro, selenio y zinc.
En resumen, las proteínas se convierten en aminoácidos, los carbohidratos son modificados en azúcares simples, las grasas en ácidos grasos, los minerales se hacen mas asimilables y las vitaminas se desarrollan formidablemente durante la germinación. Por ejemplo en la soja el contenido de vitamina A se duplica en 48 horas, en 54 horas aumenta un 280% y en 72 horas un 370%. La vitamina C del trigo germinado aumenta un 600% en los primeros días de germinación y la vitamina E se triplica en cuatro días.
El cultivo de germinados nos ofrece la garantía de cosechar vegetales frescos de primera calidad, y de forma sencilla. No hace falta más que comprar un germinador.
Además con los germinados la satisfacción de generar plántulas comestibles a partir de semillas es doble. Por un lado obtener alimento vivo de 1ª mano y de calidad y una importante sensación de haber realizado algo bueno por nosotros mismos. En contra del indeseable efecto acidificante de las concentradas semillas secas, los germinados actúan regulando el equilibrio ácido-base del organismo, aportando fibra de gran calidad biológica.
Su abundante contenido de vitaminas, minerales, enzimas, proteínas y clorofila, en proporciones equilibradas y su escasez de hidratos de carbono, los sitúan entre los alimentos más completos y mejor digeribles. La rica concentración de enzimas actúa sobre el metabolismo, favoreciendo la regeneración del torrente sanguíneo y del aparato digestivo. El consumo de germinados favorece para una buena regulación intestinal y fortalecimiento del intestino, contribuyendo a desalojar gases y deshechos y renovando la micro biota amiga. Tonifica el sistema nervioso, Rebaja el índice de colesterol malo y esta indicado en caso de raquitismo, escorbuto, anemia, descalcificación, diabetes y problemas de la piel.
Los germinados bien atendidos y producidos (1) son los alimentos menos contaminados que podemos encontrar: «si una semilla germina es que tiene la calidad suficiente para hacerlo». Pero además actúan como limpiadores gracias al denominado "efecto secuestrante" de las sustancias tóxicas acumuladas en el tracto digestivo. Estas germinaciones se pueden agregar a todo tipo de sopas o platos como guarnición o decoración pero siempre después de cocinar los guisos  o se perderían las citadas propiedades pro vida. Con algunos quesos blandos también son apetecibles. En ensaladas se integran muy bien enriqueciéndolas tanto culinariamente como dietéticamente. Aunque a muchos les pueden parecer algo insípidos acostumbrados a una cocina muy sazonada y o especiada. Además al germinar el volumen de las semillas aumenta considerablemente, por lo que al final resulta ser mas económico que en un principio.
Se deben evitar las semillas partidas y las muy procesadas que pueden estar irradiadas y tratadas con sustancias químicas (prácticamente muertas, por lo que no germinaran) Es conveniente optar por las de cultivo biológico y comprobar que efectivamente germinan todas o casi todas. La tasa de germinación no debería ser inferior al 90%.

 (1)  Las germinaciones bien realizadas tienen una calidad limpia y nutricional inigualable. Si una germinación no se atiende adecuadamente en sus necesidades de humedad, temperatura y aire se corre el riesgo de que aparezcan hongos y bacterias no deseados, convirtiendo a un alimento estrella en otro estrellado. Ante la duda tirar cualquier cultivo con mal aspecto y olor y ante cualquier sospecha una leve escaldada de las germinaciones con agua a punto de hervir es recomendable sobre todo para quienes estén delicados de salud. Aunque de esta manera habremos perdido la oportunidad de ingerir alimento vivo es preferible asegurarse sobre todo hasta que se coge soltura y practica con los métodos de germinación.

Cereales y leguminosas son los más utilizados. Podemos germinar fácilmente para empezar semillas de calidad biológica como:
- Alfalfa, soja, trigo, fenogreco, lentejas, garbanzos, girasol, cebada, maíz, guisantes, calabaza y sésamo.
Alfalfa (Medicago sativa) probablemente la semilla germinada más popular, contiene mucha clorofila, como también vitamina A, complejo B, C, E, G, K y U. También posee grandes cantidades de hierro, calcio, fósforo y azufre. La alfalfa necesita al menos una semana para germinar; es interesante dejarla crecer por la clorofila, ya que sus hojas toman rápidamente un tinte verde oscuro después de salir de la corteza cuando son expuestas al sol. Esta semilla atasca los finos agujeros de los germinadores comerciales o se cuela por los  de los caseros. El método del bote es más adecuado.
La mostaza, el berro y el lino producen mucílagos que atascan los germinadores y se pegan en las gasas de los tarros. Se ponen en un plato o bandeja y se humedecen o pulverizan 3 o 4 veces al día. Germinan en 4 días.
El rábano como la mostaza es un excelente antibacteriano que puede mezclarse con otras semillas para crear un ambiente mas protegido. Germina en 4 días.
Calabaza. Germina en 3 o 4 días.

Legumbres
Puede ser conveniente escaldar las legumbres para una correcta digestión o trabajarlas para obtener patés vegetales ligeramente fermentados. El tiempo de germinación oscila entre los 3 y 5 días.
Lenteja (Lens esculenta) Baja en grasas. Alto contenido en fibra, hierro, cobre, cinc y vitamina B1.
Guisante (Pisum sativum) Germina también sin cáscara. Bajo en grasas. Alto contenido en fibra, magnesio, fósforo, hierro, cinc y vitamina B1
Judía azuki (Phaseolus angularis) es pequeña de color rojizo marrón, con una textura cremosa y un agradable sabor a nuez. Baja en grasas. Alto contenido en carbohidratos, fibra, hierro, fósforo y vitamina B1.
Soja (Glycine max). Baja en grasas. Alto contenido en fibra, calcio, magnesio, hierro, ácido fólico y vitamina B1.
Haba o judía mungo (Phaseolus aureus) germinada tiene un agradable sabor y es muy similar en su composición a las frutas, rica en vitaminas A, C, y complejo B. Baja en grasas. Alto contenido en fibra, magnesio, fósforo, hierro, cobre y vitamina B1.

Parece natural utilizar semillas lo más ecológicas posible que no estarán irradiadas (procedimiento que mata todo, hasta el germen del grano) y si libres de tóxicos. Y el agua, mejor de manantial que del grifo. (Si es del grifo, se deja reposar unos 2 días en una jarra o recipiente cubierto con un paño para asegurar que se evapore el cloro se hierve 10 minutos). El color azul en los recipientes además  de proteger al agua de la luz directa le confiere cualidades que la activan y para una mejor evaporación del cloro manteniendo mejor el oxigeno. También beneficia poner el agua al sol un rato para que se recargue con las energías de la luz del astro. Ante cualquier duda sobre la potabilidad hervir el agua. Disponiendo de espacio suficiente para colocar un soporte escurridor podemos colocar varios botes que escurran el agua sobre una bandeja produciendo una buena cantidad y o variedad de germinados. El agua de la bandeja se conduce a un recipiente, al fregadero o al jardín y la huerta.


La clorofila es muy similar a la hemoglobina de la sangre con la diferencia de que tiene un Ión de magnesio mientras que el de la sangre es de hierro. La clorofila lleva oxígeno a las células y es un buen regenerador.
Las semillas que se utilizan para obtener la clorofila son el trigo y la cebada que se cultivan en una capa de tierra, para obtener la hierba de la que se extrae la clorofila. La alfalfa es también adecuada aunque en menos cantidad pero con la ventaja de que se germina y verdea en un simple tarro. Se come entera y puede acompañar en la mesa en muchos platos y ensaladas.

Contraindicaciones: En el embarazo, en épocas de lactancia o en personas con rechazo a alguno de los componentes de la clorofila.
Efectos secundarios: Su consumo puede alterar el color de la orina y las heces. La clorofila puede resultar tan desintoxicante que para algunas personas solamente con olerla les produce arcadas. Esto denota el grado de intoxicación que es proporcional al rechazo que provoca. Es conveniente empezar a tomarla diluida en agua o jugos de fruta o zanahoria y aumentar la concentración gradualmente.

Obtención de la clorofila:
Hierba de trigo y cebada:
Para obtener clorofila se ponen a remojo semillas de trigo o cebada durante 12 horas y se esparcen sobre una capa de tierra húmeda de 1 o 2 cm. alojada en una caja baja de madera o cartón (Unos 6cm. de altura) o en semillero. Las semillas se disponen cubriendo toda la superficie sin amontonarse y se cubren con un paño fino o una hoja de papel absorbente "como las hojas del diario de noticias sin impresión a color".  Sobre la caja se coloca un cristal para mantener la humedad, dejando una buena abertura para el aire. Hay que mantener el paño o papel humedecido hasta que la fuerza de la hierba lo levante. Momento adecuado para quitarlo y exponer la germinación a la luz indirecta del sol. Cuando la hierva alcance el cristal este se quita y la germinación se puede poner directamente al sol cuidando de que la tierra no se quede seca.
La hierva se corta cuando alcanza de 10 a 20 cm. de altura y puede volver a recortarse unas cuantas veces, aunque cada vez será mas amarga.
Extraer la clorofila de la hierba puede resultar difícil  sin disponer de un extractor manual de acero adecuado. Las licuadoras no cogen la hierba al ser tan delgada. Así que una manera es masticar una buena cantidad para que la clorofila pase con la salivación. Aunque el método no es muy efectivo para la rápida extracción, sin embargo es natural al ensalivar y tratar la clorofila como un alimento masticable.
También puede agregarse a las ensaladas cortada fina y como suplemento en cremas y salsas frías.

Una enzima es una molécula de proteína  con una función específica para nuestro cuerpo. Entre las funciones de las enzimas están la digestión de los alimentos que comemos y la  eliminación de toxinas, que cooperan en el almacenamiento de azúcar en el hígado y los músculos y ayudan a los pulmones a eliminar el bióxido de carbono.
Los germinados y el rejuvelac son alimentos muy ricos en enzimas vivas. Las enzimas más importantes de los alimentos vivos son:
-          Proteasa. Digiere las proteínas.
-          Amilasa. Facilita la conversión de los almidones.
-          Catalaza. Ayuda a descomponer el peróxido de hidrógeno en la sangre y los tejidos.
-          Lipasa. Decompone las grasas.

Rejuvelac (Agua enzimática):
El nombre de procedencia francesa hace mención a la propiedad rejuvenecedora de esta bebida resultante de la fermentación del agua del remojo de las germinaciones.
Los microorganismos procedentes de las semillas (Encargados de iniciar la fermentación necesaria para que se inicie la transformación del germen y el nacimiento de la planta. Pueden agregarse y formar parte de nuestra micro biota amiga)
Los métodos para obtener el agua enzimática son varios. En general los recipientes deben de estar escrupulosamente limpios y libres de otras bacterias y levaduras procedentes de otros cultivos anteriores o distintos. Para ello se lavaran bien y se escaldaran con agua muy caliente. Se cubren los recipientes con un paño. Conviene que el agua sea lo mas potable y pura posible. Ante cualquier duda hervirla. La temperatura ambiente adecuada esta entre 20 y 40º C.

Agua enzimática de trigo:
Método 1
Ingredientes:
1 taza de trigo o de otro grano de buena calidad
2 tazas de agua
Los granos se ponen en remojo en un recipiente de cristal o cerámica vitrificada cubierto con un paño y limpio de gérmenes durante 24 horas en invierno y 16 en verano. se separa el agua del recipiente de remojo y el trigo vale para hacer sucesivas tandas o se puede germinar. el agua reposara en un lugar cálido para que fermente durante dos o tres días. Pasados éstos, se removerá el líquido fermentado y se pondrá en la nevera. Después de 24 horas se prueba y se toma cuando el sabor resulte más agradable.

 Método 2
Se germina el trigo 48 horas se muele y se deja reposar con el agua un mínimo de 24h. Se cuela y listo para tomar.

Método 3
El trigo, mijo o centeno se muelen y se ponen en remojo de 16 a 24 horas, dependiendo de la temperatura ambiente. Se cuela y el líquido se deja fermentar de uno a tres días, removiéndolo de vez en cuando. Después se mete a la nevera 24h como mínimo.

Semillas fermentadas:

Las semillas mas adecuadas son las de girasol, el sésamo y las almendras

Ingredientes:
1/2 taza de girasol
1/2 taza de sésamo y/o almendras
1 taza de rejuvelac o 1/2 de un fermento anterior
Las semillas se muelen en seco o remojadas y se añade la mitad del rejuvelac se remueve y se añade el resto poco apoco moliendo hasta que espese.
Se deja en reposo de 8 a 24h. a temperatura ambiente (20 a 25º C.) según el grado de acidez deseado.

Libro recomendado: "Los germinados en la alimentación", Claude Gélmeau de la  editorial Integral. Integral, manuales

Enlaces de interés:

Cómo hacer germinados de forma sencilla: http://www.fdg.es/usr/avn/aee/aee/germinados.html