viernes, 4 de enero de 2013

Reflexología y Flores de Bach


¿Cuándo has recibido tu último masaje podal? ¿Hace un mes? ¿Nunca? Si es así, tendrías que pensar en probarlo. Esta técnica de masaje en los pies cuenta con varios milenios de antigüedad, aunque fue redescubierta en 1902 por el Dr. Fitzerald, médico otorrino del Boston City Hospital y del Hospital Central de Otorrinolaringología de Londres. La señora Eunice Ingham (1889-1974) retomó su obra en 1930, trazando nuevos mapas de las correspondencias zonales.


Los primeros libros fueron escritos entonces, como “Historias que los pies pueden contar”. Realmente nuestros pies hablan con un lenguaje que es preciso descifrar. Las primeras imágenes que tenemos de esta técnica proceden de la tumba de los médicos, en Egipto; se trata de un arte verdaderamente antiguo. El masaje reflejo activa la circulación estancada, limpia el organismo de toxinas, facilita la relajación si se aplica con los movimientos adecuados y puede resultar estimulante en momentos de decaimiento anímico, físico o sexual.

El masajista solo emplea sus manos para actuar sobre los pies de la persona que lo recibe sentada o tumbada, en un ambiente tranquilo, con la luz y temperatura adecuadas y durante un tiempo que oscila entre 30 y 60 minutos por término medio. El reflejoterapeuta localiza en los pies las zonas reflejas que representan los diversos órganos, glándulas o sistemas del organismo, trabajando sobre ellas para detectar su situación. Es como hacerse un chequeo, pero además de esto podemos actuar sobre las granulaciones, callosidades o bloqueos que a su vez inciden sobre la zona representada.

Las partes que se trabajan con este “toque curativo” pueden activar la eliminación de líquidos, mejorar la secreción de ácidos o aplacar el dolor, además de ayudar a lograr el equilibrio entre diversas partes de nuestro cuerpo. Existen otras terapias reflejas, como la auriculoterapia o su-jok, que trabajan sobre el pabellón auricular o sobre los dedos, respectivamente. Estas técnicas se emplean ya en numerosos países del planeta y forman parte de las llamadas medicinas holísticas, pues tienen su origen en la consideración de que cada parte representa el todo; desde esta porción accedemos a la totalidad, tal como sucede cuando con una sola célula estudiamos todo el código genético de un individuo.

La reflexología actúa también en los estados anímicos de las personas. Así, un pie flexible nos habla de la flexibilidad de las ideas, de la versatilidad y la adaptación mental del individuo. Por el contrario, el retraimiento sobre sí mismo configura los pies con dedos plegados o doblados. Los pies “hablan”, como todo el cuerpo, de nuestra forma de vida.

Desde la Medicina Tradicional China se han asociado emociones diversas a los órganos del cuerpo; así, las enfermedades del pulmón se relacionan con la tristeza. Si afrontamos las situaciones que nos depara la vida de una forma negativa, se pueden somatizar en el organismo como dolencia o enfermedad. Nuestro cuerpo es energía que se ha configurado en una forma densa. Nos sorprendería saber que somos “vacío” en un 99,9%, tal como afirmó Einstein. Estos niveles sutiles configuran nuestro nivel denso, nuestro cuerpo. Aquí es donde se enlaza la obra del doctor Edward Bach, descubridor de los elixires florales.

Las esencias de flores forman parte de los preparados a base de plantas que desde tiempos antiguos han sido usados por la humanidad, pero en esta ocasión, se preparan únicamente con flores, agua de manantial y la acción del sol. El doctor Bach, renombrado médico de principios del siglo XX, desde su punto de vista como bacteriólogo y homeópata, elaboró una serie de esencias encaminadas al tratamiento de cualquier ser vivo. Relacionó rasgos físicos constitutivos de cada flor con patrones de conducta de las personas. Lo físico y material revela la naturaleza oculta de las cosas. 


Los elixires florales constituyen un instrumento de primer orden en el trabajo con las emociones. Así se pueden mejorar estados anímicos como la inseguridad, la ansiedad o el miedo. Un patrón nuevo vendrá a reemplazar el antiguo. Las esencias florales recuerdan al cuerpo cómo era el estado correcto. Observemos que nuestra regeneración celular es casi completa cada año (98%) tal como demuestran los estudios con isótopos radiactivos. ¿Cómo es posible que la enfermedad se alargue tanto en el tiempo? Porque es nuestro “patrón de conducta” lo que está enfermo y vuelve a generar estructuras enfermas. La aplicación de los remedios florales en puntos de control del cuerpo ya fue expuesta por Gurudas, pero la relación entre sistemas corporales y emocionales está siendo desarrollada por la investigación de diversos sistemas florales del mundo alcanzando un desarrollo cada vez mayor.

Un análisis superficial de estos tratamientos combinados puede dar lugar a pensar que se trata de una aplicación sintomática sin más, pero tras una observación atenta la coincidencia de los estados mentales y físicos es casi total. La cuestión es recorrer el camino desde la lectura del cuerpo hacia el alma. La reflexología unida a la terapia floral es un buen camino de encuentro entre cuerpo y emociones.


 Nuestra terapeuta es titulada en Fitoterapia. Su conocimiento de las plantas medicinales la llevó a ampliar sus estudios y se especificó en Reflexología Podal y Drenaje Linfático durante 1 año. Después, realizó un máster técnico en Reflexología podal con Bioenergética impartido por el Dr. José A. Marcos. Estudió durante otro año más Astrología médica con el Dr. Francisco Verdú. En 2008 alcanza el máximo nivel de Reiki, convirtiéndose en Maestra, tras obtener todos los niveles de esta terápia japonesa de la mano de la Maestra Soraya Gil. Nuestra terapeuta es Practicante oficial en Flores de Bach (máximo nivel oficial de la Fundación Bach) desde 2009. Puedes consultar el listado oficial de todos los Practicantes nacionales en éste link: http://www.bachcentre.com/found/ref/spain.php. Una prueba más de la calidad que ofrecemos en nuestro establecimiento. Actualmente, imparte conferencias en entidades sociales, asociaciones y ayuntamientos, sobre la Energía Femenina y La Medicina Natural, realiza talleres, cursos de Reiki y es terapeuta natural en la herbodietética Avet (Sedaví, Valencia).

¿Cómo funciona la consulta de Flores de Bach?
Atendemos a nuestros clientes desde el lunes por la mañana hasta el sábado a mediodía, solicitando siempre cita previa. La consulta se puede realizar de diferentes maneras. Una, asistiendo personalmente. Dos, por vía telefónica. Tres, por correo electrónico. Los remedios florales son preparados en frascos goteros de 30 ml. con la fórmula personalizada que diagnostica nuestra terapeuta tras la consulta. En caso de tener que realizar el envío (consulta AQUÍ nuestras condiciones), el pedido le llega a su casa 24/48 horas después de haber pasado la consulta. Le daremos cita para la consulta a distancia una vez confirmado el pago, que se realiza por transferencia a nuestra cuenta, siempre por adelantado.

Para consultas, tanto de Reflexología como de Flores de Bach, puedes ponerte en contacto con nosotros para solicitar cita o cualquier otra información a través de nuestro e-mail (avetnatural@gmail.com) o a través de nuestros teléfonos (fijo: 96 375 51 56 / móvil: 645 793 262).



Herboristería Avet - La solución natural


 Puedes dejar aquí comentarios o dudas relacionadas con las Flores de Bach...

No hay comentarios:

Publicar un comentario