jueves, 31 de enero de 2013

Glucosamina y Omega-3 para la osteoartritis

Según un estudio publicado en Advances in Therapy, "Effect of glucosamine sulfate with or without omega-3 fatty acids in patients with osteartritis", se indica la realización de ensayos clínicos con una combinación de ácidos grasos omega-3 y glucosamina en osteoartritis. Los autores del estudio especifican que la combinación de sulfato de glucosamina y ácidos grasos omega-3 es más efectiva que la glucosamina sola. El mecanismo potencial probablemente es por la actuación sinérgica. Los ácidos grasos omega-3 inhiben el proceso inflamatorio en osteoartritis, mientras que el sulfato de glucosamina apoya más la reconstrucción de la sustancia de cartílago perdida.

Nutraingredients-usa.com

La combinación perfecta: Epanova plus y Sulmina

Omega-3

Cada vez son más las personas que conocen los efectos beneficiosos de los ácidos grasos omega-3. Se han realizado numerosos estudios para comprobar los efectos positivos de tener unas correctas reservas en el organismo de éste ácido graso. Totalmente recomendable para tratar estos problemas: Acne, Comportamiento antisocial, Alto nivel de triglicéridos, Angina inestable, Artritis, Artritis reumatoide, Asma, Ataques al corazón, Aterosclerosis, Autismo, Cáncer, Coágulos de sangre-anti trombótico,Cociente de inteligencia bajo en niños,Colesterol (HDL bajo),Degeneración Macular (Daño a la retina o ceguera),Demencia,Depresión,Desorden bipolar,Diabetes tipo 2,Disfunción cognoscitiva, Disfunción Endotelial, Desorden de déficit de atención (ADD y ADHD),Enfermedad de Alzheimer, Envejecimiento acelerado,Gota,Hipertensión,Inflamación en general, Lupus,Mal genio del niño, Problemas en la concentración, la memoria, la visión y/o las articulaciones, Metástasis de cáncer, Arritmia, Osteoporosis, Quemadura del sol,Resfriados, Gripe, Síndrome del ojo seco, Soriasis, Subdesarrollo cerebral del neonato,Tensión arterial alta, Uñas, pelo y piel deterioradas.

Pero sobretodo, en este artículo, nos interesan su influencia en los procesos antiinflamatorios. Los omega-3 tienen efectos positivos en patologías inflamatorias, crónicas y degenerativas en general. Su consumo puede proteger de enfermedades asociadas con procesos inflamatorios, como patologías neurodegenerativas y determinados tipos de cáncer, así como que la cantidad y la calidad de los omega-3 son determinantes en la efectividad de la prevención, según los estudios presentados en el simposio "Los omega-3: en la salud y en la enfermedad". Los ácidos grasos omega-3 pueden reducir la inflamación porque actúan sobre el receptor que se encuentra en los tejidos grasos y en los macrófagos (células inmunes inflamatorias). La reciente investigación "GPR120 Is an Omega-3 Fatty Acid Receptor Mediating Potent Anti-inflammatory and Insulin-Sensitizing Effects", que fue publicada en la revista Cell, sugiere que los mecanismos de acción de los ácidos grasos omega-3 (por ejemplo, su función antiinflamatoria) están causados por su acción sobre el receptor 120 que hay unido a la proteína G (GPR120) y que actúa como un receptor sensor de ácidos grasos omega-3.

Glucosamina

La glucosamina es un amino azúcar de fórmula C6H13NO5. Su función principal es servir como sustrato del esqueleto de glucosaminoglucanos y ácido hialurónico que se emplea en la formación de los proteoglicanos que se encuentran en la matriz estructural de las articulaciones. La glucosamina vegetal deriva del maíz mediante un proceso de hidrólisis. Este ingrediente es considerado seguro por la FDA norteamericana y actúa como un antiinflamatorio (inhibie la síntesis de interleukina-1), analgésico (estimula la producción de ácido hialurónico sinovial), condroprotector (inhibe la producción y liberación de las enzimas que degradan el cartílago, inhibe la degradación del colágeno tipo II y aumenta la síntesis de éste colágeno en el cartílago articular) y previene la reducción del espacio articular en las personas que padecen artrosis.

Es eficaz en el control del dolor y mejora la funcionalidad en las personas con osteoartritis. Posee un efecto persistente por el cual su eficacia se mantiene hasta dos meses después de la supresión del tratamiento. Ayuda a controlar la progresión radiológica de la osteoartrosis de la rodilla y diminuye la necesidad de prótesis.

Epanova plus (Ingredientes por cápsula):
  • Aceite de pescado (1000 mg)
  • Vitamina E natural (7,5 mg, 62,5% CDR*)
  • Cubierta: Agua, gelatina, glicerina.
Cada cápsula aporta 350 mg de EPA y 250 mg de DHA.
*CDR: Cantidad Diaria Recomendada.

Sulmina (Ingredientes por cápsula):
  • D-Glucosamina HCl (375 mg)
  • Condroitin sulfato (100 mg)
  • Cúrcuma (25 mg, extracto 28:1, equivalente a 700 mg de raíz)
  • Vitamina C (18 mg, 22,5% CDR*)
  • Levadura de Selenio (13,75 mcg de Se, 25% CDR*)
  • Papaína (10 mg)
  • Bromelaína (10 mg)
* CDR: Cantidad Diaria Recomendada

No hay comentarios:

Publicar un comentario