jueves, 25 de octubre de 2012

Claves para obtener más confianza en uno mismo



La confianza es la seguridad que alguien tiene en sí mismo. La confianza se verá más o menos reforzada en función de las acciones, los actos previos y las posibles pruebas halladas. La confianza es una poderosa energía. Se apoya en la firme esperanza y proporciona seguridad, optimismo, bienestar, alegría. La confianza nos hace más fuertes, más libres y también mejores. Por el contrario, el recelo lleva al temor, al malestar, a la insatisfacción. La duda, la inquietud, nos reprime, no nos deja actuar, dificulta que tomemos iniciativas, nos paraliza, sufrimos.

 
• CONOCE TUS PUNTOS FUERTES. Puedes hacer una lista de las virtudes de las que eres consciente, así como de las que te han destacado otras perso­nas. Piensa cómo explotarlas al má­ximo y bajo qué situaciones sacas lo mejor de ti mismo.

• SE CONSCIENTE DE TUS PROGRESOS. Si tenemos que detenernos para mirar atrás, que sea para observar por un momento lo conseguido, los actos positivos que nos han permitido avanzar. Ver esto es una inyección de confian­za para emprender nuevos desafíos.

• ELIMINA LOS ELEMENTOS BOICOTEADORES. Puede tratarse tanto de hábitos que nos frenan como de personas negativas que minan nues­tra autoestima. Tendremos que alejarlos el máximo tiempo posible de nosotros, ya que funcionan como elementos desestabilizadores.

• ESTABLECE LA RUTA QUE TE GUÍE. Para poder llevar a cabo cualquier objetivo importante es prioritario ver antes las etapas que nos llevarán hasta allí. Debemos concretar todos los pasos posibles que tendremos que dar para llegar a nuestra meta. Cuanto más específicas sean, más fácil será llevarlas a cabo.

• PON METAS REALISTAS. Si nos fija­mos objetivos demasiado grandes, es fá­cil perder confianza ante las dificultades que surgirán. Resulta más motivador aco­meter metas que podamos asumir paso a paso y que, sumadas, nos llevarán al gran objetivo.

• APROVECHA LAS OPORTUNIDADES. En todas y cada una de las situaciones que nos brinda la vida, cada eventualidad es una ocasión para desarrollar nuevos recursos perso­nales que refuerzan la autoestima. Debemos estar atentos a las oportunidades que van surgiendo a nuestro paso.

• CUIDARNOS. Para mantener la autoes­tima es importante no dejarse en cues­tiones de aseo personal e imagen. Unos hábitos de pulcritud se traducen en una mayor seguridad en uno mismo y favore­cen la empatía de los demás. Cuida tu salud y sobretodo, ámate. La confianza no es sólo una disposición mental, también se fomenta a través de un cuerpo saluda­ble. Un poco de ejercicio regular procura un mayor nivel energético y libera endor­finas, las hormonas de la felicidad. La persona que más debe quererte, tienes que ser tú.

“La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito.”

Ralph Waldo Emerson
(1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario