sábado, 30 de junio de 2012

AMATISTA, Cuarzo

La amatista es una variedad macrocristalina del cuarzo. Su color violeta característico puede ser más o menos intenso, según la cantidad de hierro que contenga. Las puntas suelen ser más oscuras o degradarse hasta el cuarzo incoloro. La amatista es muy susceptible al calor. De hecho, al calentarla a más de 300 °C cambia su color a café pardo, amarillo, anaranjado o verde, según su calidad y lugar de origen.

 
La amatista es la variedad del cuarzo más apreciada y las más perfectas se tallan para joyería, y el resto se utiliza para hacer objetos de arte. Tradicionalmente, la amatista se incluía entre las piedras preciosas más valoradas (junto con el diamante, el rubí, el zafiro y la esmeralda). Debido a su importancia como gema, existen varios términos utilizados en joyería para describir las distintas tonalidades de la amatista.Las geodas de amatista, de una belleza particular, son regeneradoras de energías. Se dice que ayuda a evitar la embriaguez y que purifica y limpia el cuerpo y la mente. Favorece la comprensión y la persuasión. Es una piedra que consuela el dolor y proporciona alivio en los momentos de angustia.

Es sedantes, equilibra el cuerpo cuando hay alteraciones de sueño, potencia las glándulas endocrinas y el sistema nervioso. Esta indicado para el tratamiento de la artritis. Aporta paz y equilibrio, estimula la inteligencia. Simboliza el equilibrio y la pureza, la serenidad y la modestia. Es una de las piedras más interesantes para meditar. Indicada para los estados depresivos.

Se dice de la amatista que tiene el poder de influir en los ambientes de discordia y hacerlos agradables y sinceros. Crea armonía, no debería faltar una amatista en nuestra casa. Esta indicada para el tratamiento del asma y de los trastornos cardiacos. Abre y fortalece los chakras de la cabeza, basal y del bazo

Afinidad con los signos de: Aries, Cancer, Leo, Virgo, Capricornio, Acuario, Piscis y Libra.

Familia: Variedad de cuarzo, mineral óxido

No hay comentarios:

Publicar un comentario