lunes, 2 de abril de 2012

Maca de los Andes para elevar tu vigor


La maca (Lepidium meyenii) es un tubérculo originario de América del Sur que ha sido utilizado desde hace cientos de años como alimento. Crece en la sierra central de Perú, en zonas de la cordillera Andina, especialmente agrestes e inhóspitas, a alturas superiores a 3.500 metros sobre el nivel del mar, donde prácticamente no existe ninguna otra forma de vida vegetal.

Aunque es conocida desde antiguo como remedio tradicional y alimento para aumentar la energía y la resistencia física y mental, la maca ha llamado la atención por su capacidad de potenciar la función sexual al aumentar la líbido tanto en hombres como en mujeres. Estudios clínicos preliminares demuestran que la maca aumenta la libido y la fertilidad, independientemente del funcionamiento de las hormonas sexuales y parámetros emocionales (depresión o ansiedad). Se utiliza también para regular la actividad de los ovarios, en concreto en el caso de síndrome premenstrual o en caso de menopausia.

Los Incas la utilizaban ya como revitalizante, afrodisiaco y potenciador de la fertilidad y de la actividad sexual, por lo cual era una planta considerada como mágica dentro de sus ritos. La maca es rica en nutrientes tales como aminoácidos y glucosinolatos que están relacionados con su actividad. Debido a su larga tradición de uso como alimento se considera como muy segura y libre de efectos secundarios e interacciones con fármacos.

Posee un alto valor energético y nutritivo, debido a que tiene presentes macro y micronutrientes en concentraciones elevadas, tales como vitaminas C y E, proteínas, posee 9 de los 10 aminoácidos esenciales y abundantes minerales como calcio, hierro, fósforo y potasio. Está considerada como un gran adaptágeno, es decir, sus múltiples propiedades tienen efectos selectivos según las necesidades del organismo. En momentos de falta de energía nos aporta energía y en momentos de gran actividad nos ayuda a equilibrarnos y mantener la calma.
Sin embargo, entre las propiedades más conocidas y estudiadas de la maca destaca su capacidad vigorizante. Desde épocas muy remotas los habitantes andinos la usan tradicionalmente para elevar el vigor y potenciar la vitalidad. Asimismo, es un producto muy recomendable para deportistas ya que es un poderoso energético que repone la energía con un bajo aporte calórico. En el caso de los ancianos se muestra muy recomendable su consumo ya que diversos estudios indican que la maca aumenta considerablemente la producción de DHEA, hormona cuya carencia está relacionada con el proceso de envejecimiento.

La maca se recomienda generalmente en dosis de 1,5 a 5 mg al día de polvo de tubérculo o 900 mg/d de extracto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario