viernes, 31 de marzo de 2017

VANADINITA


El nombre de vanadinita viene dado por el alto contenido en Vanadio que posee (está clasificado dentro del grupo de los vanadatos). Se la encuentra en las zonas de oxidación de yacimientos de plomo en climas áridos y sus cristales suelen ser prismáticos hexagonales de color rojo rubí, anaranjado, amarillo, castaño rojo, granate, marrón, incluso, dependiendo de su contenido en arsénico, y fósforo, amarillo, amarillo anaranjado, o verdoso. Encontramos bellos ejemplares de vanadinita en Marruecos, USA, Alaska, ciertas regiones de Europa y Asia.

Debe su nombre a la diosa de la belleza en la mitología escandinava “Vanadis”. Es un cristal espectacular y pocos conocen sus grandes propiedades en gemoterapia y sanación. La vanadinita es una piedra excelente para las personas que tienen problemas para aceptar su dimensión física. Tiene una fuerte conexión con el chacra de la tierra, situado en la tierra, debajo de los pies. Asentando el alma en el cuerpo físico y ayudándola a estar cómoda en el entorno, la vanadinita protege de cualquier desperdicio de energía y enseña a conservarla a nivel físico. Mineral excepcional para meditar, silencia el parloteo mental, puede facilitar un estado de “no mente” o usarse para dirigir la conciencia deliberadamente hacia la visión psíquica. Facilita la apertura del canal para recibir el flujo de energía universal, que alinea los chacras, ofreciendo una profunda paz interna.

Mentalmente, llena el hueco entre el pensamiento y el intelecto. Ayuda a definir y perseguir objetivos permitiendo la comprensión y el pensamiento racional. Tiene la propiedad de reducir el gasto excesivo. Ponla en la esquina de la riqueza de la casa o en tu bolso para conservar el dinero. Útil para problemas respiratorios, como asma o congestión pulmonar. Facilita la práctica de la respiración circular. Trata el agotamiento y los problemas de la vejiga.

Tened siempre en cuenta que tanto el Plomo como el Vanadio son muy tóxicos. Suele ocurrir con otros elementos importantes como el Fósforo, Arsénico, Antimonio, Cobalto, Molibdeno. Pueden ser un gran remedio o un gran veneno. Todos excepto el plomo tienen alguna función en nuestra biología. Depende de nuestra libre elección la utilización que demos a sus enormes potenciales, por lo que debemos tratarlos con respeto y precaución.

No realizar elixires con este mineral.

Afinidad con los signos: Virgo, Aries, Escorpio.

Categoría: Minerales fosfatos (vanadatos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario