viernes, 10 de marzo de 2017

Síntomas de menopausia: alívialos con fitoestrógenos

Existen sustancias de origen vegetal que actúan en el or­ganismo como si de hormo­nas femeninas se tratase. Cuan­do se presenta la menopausia pueden ser útiles para reducir los síntomas asociados a la disminu­ción de estrógenos. Los fitoestrógenos son sus­tancias de origen vegetal que poseen diversas propiedades biológicas. La más conocida es su capacidad para actuar como es­trógenos de baja potencia. Hasta hoy en día se han descrito más de 4.000 fitoestrógenos, que se encuentran especialmente en legumbres, cereales y hortalizas, aunque la fuente más abundante de estas sustancias es la soja.



Los pros y los contras de la soja para las pacientes con un cáncer de mama han sido objeto de debate durante años. Ahora, una investigación sobre más de 6.200 supervivientes de cáncer de mama descubre que las que comieron más soja tenían un riesgo más bajo de mortalidad por todas las causas durante el periodo de seguimiento de casi 10 años.

"No encontramos ningún efecto perjudicial en cuanto a la mortalidad en las mujeres a las que se diagnosticó cáncer de mama y que consumían soja", dijo la líder del estudio, la doctora Fang Fang Zhang, profesora asistente de epidemiología en la Facultad Friedman de Ciencias y Políticas de la Nutrición de la Universidad de Tufts, en Boston, según reporta HealthDay.

"En general, consumir niveles más altos de soja se asoció con una reducción de un 21 % en el riesgo de mortalidad comparado con las mujeres que consumían soya a un nivel más bajo", dijo.

¿Cómo actúan las isoflavonas?

En estudios epidemiológicos, so­bre todo de países orientales, se ha observado que el consumo de fitoestrógenos se traducía en una mejoría en la sintomatología cli­matérica. Eso sí, las revisiones de estudios científicos solo mues­tran efectos beneficiosos con el uso de isoflavonas cuando la sintomatología es leve o moderada, y siempre y cuando se trate con dosis adecuadas. Dentro de los fitoestrógenos, el grupo más importante es el de las isoflavonas, de las cuales hay que destacar la genisteína y la daidzeína. Estas sustancias actuarían uniéndose al receptor de los estrógenos realizando una acción estrogénica débil, pero además también tienen activi­dad antiinflamatoria a nivel vascular y propiedades antioxidantes.

Beneficios de las isoflavonas en las mujeres:

· Poseen una acción estrogénica suave: las isoflavonas tienen una estructura química tal que les permite actuar en los mismos lugares que los estrógenos supliendo en parte su papel.

· Ayudan a aliviar y paliar los efectos que se producen durante el síndrome climatérico.

· Intervienen en la prevención de la descalcificación ósea porque evitan, por el efecto estrogénico, la movilización de calcio de los huesos. Además, al mantener los niveles de compuestos con efecto estrogénico, se evita el bloqueo de absorción del calcio que se provoca cuando desciende el nivel de estrógenos en plasma sanguíneo.

· Dada la naturaleza selectiva de sus acciones sobre los diferentes receptores estrogénicos, se podría considerar a las isoflavonas como verdaderos moduladores selectivos de los receptores de estrógenos. Sus acciones se efectuarían básicamente en aquellos órganos y tejidos en los que los receptores estrogénicos de tipo beta se encuentran en cantidades relevantes tales como en el sistema nervioso central, hueso y pared vascular. Inversamente, no actuarían en aquellos órganos con expresión preferencial del receptor estrogénico de tipo alfa, como la mama y el endometrio.

Fuentes:
- Revista Saber Vivir.
- www.heraldo.es/noticias/suplementos/salud/2017/03/07/el-consumo-soja-vinculado-mayor-supervivencia-pacientes-con-cancer-mama-1162868-1381024.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario