viernes, 10 de julio de 2015

Chlorella, detoxificante nutritivo

Chlorella pyrenoidosa. Nombre científico de lo que comúnmente se conoce como alga Chlorella o Clorela. Es una planta uni­celular que vive en el agua fresca, "alimen­to verde” comestible que es el de mayor concentración de clorofila. Tiene una gran capacidad como complemento que puede ayudar a eliminar toxinas del organismo, componentes químicos perju­diciales, metales pesados y contaminantes. En Japón se utiliza ampliamente para ese fin desde la década de los 70.


La chlorella se usa para males­tares indeterminados como la fatiga, ya que aporta gran cantidad de proteínas y otros nutrientes esenciales. El alga seca es aproximadamente 45% de proteína, 20% de grasa, 20% de carbohidratos, 5% fibra, y un 10% de minerales y vitaminas. Es un potente regenerador que se nota mejorando la piel, el cabello y las uñas, ya que contiene una hormona que estimula el crecimiento y la regeneración a nivel celular.

No existen contraindicaciones graves ni ningún tipo de toxicidad conocido en relación al consumo de chlorella en las dosis recomendadas, pero aún asi, puede existir fotosensibilidad en personas que tomen elevadas dosis de Chlorella. En algunas personas puede producir un aumento del ácido úrico, náuseas y malestar estomacal, también puede provocar la formación de gases y flatulencias, debido al aumento del peristaltismo intestinal. Los efectos secundarios más comunes, sobre todo en la primera semana de uso, incluyen diarrea, náuseas, gases (flatulencia), cambio de color verde de las heces, y calambres en el estómago. En caso de tener estos síntomas interrumpir inmediatamente el consumo. El alga chorela, al contener yodo, podría causar una reacción alérgica en personas sensibles al yodo. Podría provocar asma y otros problemas respiratorios. 

Todos estos síntomas sin embargo pueden ser motivo de un proceso de desintoxicación del cuerpo, ya que el alga chlorella es una poderosa herramienta depurativa en nuestro organismo. Debido a que no se sabe lo suficiente sobre el uso de chlorella durante el embarazo y la lactancia es conveniente evitar su uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario