miércoles, 25 de noviembre de 2009

Personalidades que cambiarán el mundo

Vandana Shiva.

La lucha por la conservación de la Tierra.

La activista india y su movimiento (Research Foundation for Science, Technology and Ecology de Nueva Delhi, India) siguen trabajando para mantener la agricultura a salvo de la contaminación. Doctora en Física Cuántica por la universidad de Ontario (Canadá), Vandana Shiva se guía por la convicción de que la suya no es sólo una causa justa, sino que está moralmente justificada. Considera su doctorado una etapa alejada de la realidad. En 1993 recibe el premio Nobel Alternativo de la Paz. También es miembro del Indian Council y dirige un movimiento internacional a favor de los derechos alimentarios. Combina la convicción y la pasión con la serenidad, la humildad y el sentido del humor. Además, es una escritora de éxito, publicando ensayos sobre ecología y feminismo y tiene compromisos con el movimiento Earth Democracy.


“La agricultura orgánica es la que conserva los principios ecológicos, mantener la biodiversidad y no utilizar productos químicos. Debido a los cambios climáticos debemos introducir un elemento nuevo; el grado de evolución positiva. Lo orgánico necesita introducir en su definición el concepto de protección de la producción local. En este sentido, judías verdes producidas en Kenia que se envían a Gran Bretaña no se puede considerar ecológico, como tampoco lo son los cultivos de soja para biocarburantes en el Amazonas.”


Su lucha contra grandes multinacionales de la biotecnología la ha llevado varias veces a los tribunales para impedir el cultivo de alimentos transgénicos. Monsanto, un gigante de los transgénicos, ha conseguido introducir algodón transgénico en la India. En estas zonas, el índice de endeudamiento y suicidios es el mayor de la India (150.000 granjeros suicidados en los últimos 10 años, en muchos casos, por no poder pagar el precio de las semillas año tras año). Éstas multinacionales son las que intentan patentar la vida, registrar semillas y plantas como si fuesen objetos.


“En el comercio libre existan restricciones creadas a través de los monopolios sobre el conocimiento, propiedad de las semillas, información, software, copyright, etc. Pero, en realidad, eso que llamamos “comercio libre” significa libertad sólo para los intereses comerciales y para las corporaciones, y se basa en quitarle la libertad a la gente normal. Los derechos de monopolio sobre las semillas y la ganadería sólo son necesarios para que algunas multinacionales puedan establecer sus monopolios sobre la producción y el comercio agrícola. Me refiero al robo relativo a la biodiversidad, los recursos genéticos, las culturas vivas y sus sistemas de conocimiento. El mundo de la biodiversidad era una alternativa al mundo de los productos petroquímicos y de los combustibles fósiles, y, hoy en día, con estos derechos de monopolio y
patentes en la mano, las grandes corporaciones están intentando hacerse con derechos exclusivos robando los conocimientos y los recursos genéticos de nuestra parte del mundo. Presido una comisión internacional para el futuro de los alimentos y he firmado un acuerdo con más de 45 gobiernos regionales europeos para mantener la agricultura a salvo de los transgénicos.”

Gordon Conway, Presidente de la Fundación Rockefeller, Norman Borlaug y otros conocidos científicos celebraron la llamada “Nueva revolución verde biotecnológica”, en base a la idea de que “las carreteras, los fertilizantes y la ciencia pueden revivir un continente.”

“La ingeniería genética, los organismos transgénicos y los productos químicos malgastan recursos. Emplean diez veces más agua que nuestra agricultura ecológica para producir la misma cantidad de alimento. Significan el hambre para nuestro país. Hoy en día, lo que tenemos es una ciencia de Wall Street, ya no tenemos una ciencia pública. Mi prioridad es seguir esforzándome en la intensa labor local de crear alternativas. Estar con mi gente, ser una ciudadana de la Tierra, trabajar con culturas de todo el mundo, como miembros de una democracia común, la Democracia de la Tierra, la única democracia verdadera que tenemos. Sólo la combinación de lo local, la solidaridad global y la consciencia planetaria puede crear una nueva energía, y ésa es mi prioridad. La cuestión de la alimentación y la demografía requiere sistemas que produzcan más con menos. Un mayor uso de productos químicos incrementa la contaminación y los gastos económicos. Lo que necesitamos son granjas intensivas en biodiversidad, que pueden aumentar la producción de alimentos hasta en un 300%.”

Vandana Shiva defiende términos como “democracia viva” y se proclama en contra de entidades financieras totalmente empapadas por la codicia como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, que solo apoyan el capital y los interes económicos.

“La democracia en occidente se ha convertido en un ritual cada cuatro años, pero el coste de esta pseudodemocracia es muy alto. Algo ha salido mal cuando los deseos del pueblo no se ven reflejados ni en las cuestiones militares ni en cómo se diseña la economía. La “democracia viva” consiste en una democracia en general , en otorgar menos poder a los gobiernos que se pliegan a las órdenes de empresas irresponsables. Es la democracia de toda la vida del planeta, la que se hace extensiva a todo tipo de vida. Es una democracia genuinamente viva. Por otro lado, el Banco Mundial se ha convertido en el mayor elemento de destrucción del mundo, se ha convertido en responsable de más emisiones de dióxido de carbono que cualquier otra agencia en el mundo. Necesitamos mejores formas de distribuir las riquezas del mundo que un sistema que se encuentra bajo el control del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Se usa fundamentalmente para generar contratos para empresas del Norte y sacar provecho de los países del Sur. Las empresas que destruyen el planeta y el sustento de millones de personas son criminales ecológicos.”

Vandana Shiva, toda una lección de ecología, fuerza femenina, moral y ética. Toda una mujer. La diosa Shiva, en la religión hinduista, es símbolo de destrucción del orden injusto como vía hacia la creación de un orden justo. El mismo sentido que Vandana le ha otorgado a su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario