martes, 18 de julio de 2017

BOJI o MOQUI

Las piedras Moqui (llamadas también Boji) son una de las formas insólitas en que se presenta la hematita. Están compuestas de un duro caparazón de óxido de hierro en contraste con un interior arenoso. Es peculiar que solo existen en Utah (USA), y en la zona contigua de Nuevo México y Arizona, desiertos y páramos de la formación Navajo Sandstone (es del Jurásico). Es parte del territorio de los Navajo (hopi, zuñi o indios pueblo). En su lengua, “moqui” designa a los antepasados, y han aceptado el nombre “moqui marble” (piedras moquis) para designarlas. Desde antiguo, y aún hoy, las han usado ritualmente por el pueblo y en las ceremonias chamánicas.


Estas piedras son de las mejores para ayudar a tocar tierra. Te devuelven a ella junto a tu cuerpo de una manera delicada pero firme, asentándote en el presente. Tienen una poderosa función protectora y resultan muy útiles para superar bloqueos. Son unas piedras que poseen energía femenina y masculina, equilibrando y energizando, además de equilibrar los chacras y cuerpos sutiles. Psicológicamente emiten luz sobre los bloqueos a todos los niveles. Limpian emociones bloqueadas y sanan recuerdos dolorosos. Físicamente estimulan el flujo energético a través del sistema de meridianos corporales y, mentalmente, las piedras Boji llevan la atención hacia improntas mentales del pasado. La mejor forma de trabajar con ellas es sujetándolas en las manos durante, aproximadamente, diez minutos o sobre el punto a tratar. Además puedes formar una trama alrededor tuyo durante la meditación.

Afinidad con los signos: Todos (especialmente Virgo, Escorpio, Sagitario y Acuario)

Categoría: Minerales óxidos (concreción de Hematita).

No hay comentarios:

Publicar un comentario