viernes, 6 de marzo de 2015

Siete alimentos que limpian naturalmente tu hígado

La primera vía a través de la cual el organismo elimina toxinas es la vía hepática. Esta vía detoxifica y limpia tu cuerpo continuamente filtrando los tóxicos de la sangre que entran a través del tracto digestivo, la piel y el sistema respiratorio. Pero cuando el hígado comienza a trabajar en exceso, como resultado del estrés o la excesiva exposición a toxinas, todo el sistema puede perder el equilibrio y la salud puede verse comprometida.


El hígado, es también responsable de la producción de bilis, otra forma de detoxificación que es metabólicamente necesario para la descomposición y asimilación de grasas y proteínas de los alimentos, esto es excesivamente importante para el mantenimiento adecuado del hígado. Sin un buen funcionamiento del hígado, el cuerpo será incapaz de limpiarse por sí mismo y absorber los nutrientes, lo cual puede ser un deterioro de la salud. “Miles de sistemas enzimáticos que son responsables de la actividad de cada organismo son construidos en el hígado”, escribe el Dr. Karl Maret, M.D., acerca de la importancia de la función del hígado. “El correcto funcionamiento de los ojos, corazón, el cerebro, las gónadas, las articulaciones, el riñón, son todas dependientes de una buena actividad hepática”. Si el hígado, a causa de la construcción de las miles de enzimas del sistema del cuerpo que son requeridas, se daña hay un deterioro en la función general del organismo y esto resulta en un mayor estrés metabólico en el individuo”.

Hay ciertos alimentos importantes que se pueden comenzar a incorporar en la dieta para el correcto mantenimiento del hígado:
-          El ajo contiene numerosos componentes azufrados que activan enzimas hepáticas responsables de la eliminación de toxinas del organismo.
-          Los bulbos de la cebolla también contienen alicina y selenio, dos poderosos nutrientes que proporcionan una ayuda protectora al hígado del daño por tóxicos y ayuda al proceso de detoxificación.
-          El pomelo es rico en vitamina C y antioxidantes, dos limpiadores del hígado.
-          El té verde es rico en catequinas, un tipo de antioxidantes herbarios que han demostrado en los estudios que eliminan la acumulación de grasa hepática y pro­mueven la correcta función del hígado.
-          Los vegetales de hoja verde tales como rúcula, hoja de diente de león, espinacas, achicoria, hoja de mostaza... contienen componentes limpiadores que neutralizan los metales pesados. También pueden eliminar pesticidas y herbicidas de nuestro organismo y estimular la creación y flujo de la bilis.
-          Las nueces, aguacates y cúrcuma son ricas en componentes que producen glutatión, los aguacates promueven la salud del hígado protegiéndolo contra la sobrecarga tóxica y aumenta su poder de limpieza. Las nueces contienen altos niveles de L-arginina, glutatión y ácidos grasos omega 3, que ayudan a detoxificar el hígado. La cúrcuma, uno de los mejores alimentos para el mantenimiento de la salud del hígado, ha demostrado actividad protectora de los daños al hígado por tóxicos, ayudando a la regeneración de las células hepáticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario