viernes, 22 de noviembre de 2013

Alga Chlorella, un excelente alimento


La chlorella es un alga verde unicelular de forma esférica y alrededor de 2 a 10 micras de diámetro, que tiene el honor de ser el alimento con mayor porcentaje de clorofila del planeta y uno de los alimentos más completos. El alga chlorella es conocida sobre todo por su capacidad para eliminar las toxinas del cuerpo. Entre las increíbles propiedades del alga chlorella están su capacidad de desintoxicación del hígado, los intestinos y la sangre.Desde la década de 1970 en adelante, los científicos japoneses han utilizado esta alga para acelerar la evacuación de metales pesados de los cuerpos de los pacientes. Chlorella es alta en proteínas y otros nutrientes esenciales. Desecadas son aproximadamente 45% de proteína, 20% de grasa, 20% de carbohidratos, 5% fibra, y un 10% de minerales y vitaminas.

Regenerador celular 


Desde hace más de 30 años los fabricantes de cosméticos de lujo han incluido extracto de chlorella en sus cremas pues saben del poder de reparación más rápido de la piel dañada. El alga chlorella contiene una hormona que estimula el crecimiento natural y la regeneración celular. Los estudios de investigación han demostrado que los niños y los animales jóvenes alimentados con Chlorella crecen más rápido. No sería mala idea darle una oportunidad a esta algita tan simpática y competente ¿no crees?

Chlorella propiedades

Chlorella es alta en proteínas y otros nutrientes esenciales. Desecadas son aproximadamente 45% de proteína, 20% de grasa, 20% de carbohidratos, 5% fibra, y un 10% de minerales y vitaminas. El alga chlorella contiene 19 aminoácidos incluidos los más esenciales para la vida humana, todas las principales vitaminas, excepto la vitamina D, y todos los principales minerales, y suficiente beta caroteno y xantófilas para que sea un poderoso antioxidante.
Es  rica en hierro de fácil asimilación, gracias a la presencia natural de vitamina C y clorofila, que ayudan al cuerpo a absorber el hierro; así como en fósforo, un mineral que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, también presente en el alga. La chlorella es rica en luteína, un pigmento natural que protege los ojos de la formación de cataratas.
Su contenido en clorofila es espectacular, hasta cuatro veces más que la espirulina, las espinacas y las ortigas. La clorofila es una de las mejores sustancias para la limpieza del intestino y sistema linfático, el hígado y la sangre. Las algas verdes son las más altas fuentes de la clorofila en el mundo vegetal y de todas las algas estudiadas hasta ahora, la chlorella es la que tiene el porcentaje más alto, a menudo desde 3 hasta el 5% de clorofila.
Es una fuente de vitamina B12 para los vegetarianos y contiene una buena dosis de ácido alfa linoleico, que es un ácido omega-3. Chlorella es naturalmente rica en fibra y se sabe que aumenta la acción peristáltica de los intestinos.
El alga chlorella también ayuda a nuestro sistema de defensa natural reforzando nuestro sistema inmunológico. En 1966, en un experimento con 1000 marineros japoneses, un suplemento de 2 gramos de Chlorella al día bastó para reducir la incidencia de los resfriados y la gripe en un 37%.

Chlorella en la alimentación humana

En la actualidad se estima que aproximadamente 14 millones de personas consumen chlorella todos los días. El alga chlorella que ha estado presente en nuestro planeta durante más de dos millones y medio de años, ha sido redescubierta a principios del siglo XX, siendo utilizada por millones de personas durante más de 40 años. Los escolares japoneses por ejemplo y todas las tropas recibieron la leche en polvo enriquecida con Chlorella para mejorar el sabor y el contenido vitamínico. Los japoneses lo han añadido a bebidas gaseosas, productos de soja, pan y fideos. La chlorella se utiliza como refuerzo de energía para los atletas, ya que estimula el crecimiento de células rojas en la sangre.

Chlorella efectos secundarios

No existen contraindicaciones graves ni ningún tipo de toxicidad conocido en relación al consumo de chlorella en las dosis recomendadas. Puede existir fotosensibilidad en personas que tomen elevadas dosis de Chlorella. En algunas personas puede producir un aumento del ácido úrico, náuseas y malestar estomacal, también puede provocar la formación de gases y flatulencias, debido al aumento del peristaltismo intestinal.Los efectos secundarios más comunes sobre todo en la primera semana de uso incluyen diarrea, náuseas, gases (flatulencia), cambio de color verde de las heces, y calambres en el estómago. En caso de tener estos síntomas interrumpir inmediatamente el consumo.
Es recomendable ir añadiéndola a la dieta progresivamente, e ir viendo cómo nos sienta. El alga chlorella puede contener yodo, por lo que podría causar una reacción alérgica en personas sensibles al yodo. Podría provocar asma y otros problemas respiratorios. Debido a que no se sabe lo suficiente sobre el uso de chlorella durante el embarazo y la lactancia es conveniente evitar su uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario