martes, 24 de julio de 2012

Consejos de Feng Shui


La importancia del emplazamiento (lugares que hay que evitar)
                En el Feng Shui se considera prudente evitar ciertas zonas o edificios en los que la energía yin y yang no está equilibrada. Los colegios tienen un exceso de energía yang, así como facultades o edificios de estudiantes. De igual modo deben evitarse las líneas de conducción eléctrica o transformadores y los aeropuertos o zonas muy concurridas por seres humanos (estaciones de tren, grandes fábricas…).
                Habrá que evitar los lugares con demasiada energía yin, asociada con la muerte, la aflicción y el sentimiento de angustia. Es mejor evitar vivir cerca de iglesias, cementerios o comisarías de policía.
                Es bueno conocer si los antiguos propietarios (en el caso de ser una casa o piso de segunda mano) padecieron alguna enfermedad mental, se divorciaron o murieron prematuramente mientras vivieron en la casa. Los vertederos producen una energía estancada que hace que la energía no fluya correctamente: hay que evitarlos.


La influencia del Yin y el Yang
  • Realce el yin con una decoración relajante y cálida, telas suaves y música apacible.
  • El dormitorio debe ser una estancia tranquila, es aquí donde recuperamos energía a través del sueño. Evitar en esta estancia los aparatos eléctricos (yang) o aparatos relacionados con el trabajo.
  • Las velas aportan energía yang positiva en los salones.
  • Favorezca la entrada y el flujo de energía yang en su casa manteniendo despejado el vestíbulo o recibidor.
  • No utilizar vigas vistas en la casa, ni chimeneas muy grandes, ni persianas verticales, ni luces colgantes en techos bajos, ni lámparas que arrojen sombras extrañas en las paredes.
  • No conviene para nada discutir en la habitación matrimonial (éste debe ser el lugar para el descan­so compartido y para los encuentros amorosos). Cuando sea necesario tocar algún tema conflictivo, se recomienda buscar otro lugar de la casa y, si es­to no es posible, hacerlo en un espacio "neutral", (por ejemplo, un bar o un lugar abierto como una plaza).

Acabar con el desorden
  • Favorezca la entrada y el flujo de energía yang en su casa manteniendo bien despejado el vestíbulo o recibidor.
  • Tire los objetos viejos que no necesite o no utilice.
  • Done la ropa en buen estado que ya no use.
  • Arregle los aparatos estropeados o recíclelos.
  • Limpie regularmente su escritorio de papeles.
  • No guarde objetos viejos e inservibles debajo de la cama, ya que crean energía negativa y estancada.

Limpieza de espacios
  • Se hace necesario limpiarlos tras un traslado, o tras una enfermedad o discusión.
  • Camine en círculos alrededor de la habitación mientras da palmadas fuertes, sobre todo de abajo hacia arriba y en los rincones.
  • Rocíe la habitación con un vaporizador (a ser posible de cristal) lleno de agua y unas gotitas de aceite esencial de salvia, pino, abeto o enebro en caso de que entre a vivir en una nueva vivienda; de eucalipto, limón o romero, después de una enfermedad; lavanda o geranio, tras discusiones fuertes; naranja, lima o menta, para realzar la energía.
  • Desde el rincón más al este haga sonar una campana cuando empiece a recorrer la habitación en círculo. Complete la limpieza trazando en el aire un ocho con la campana, acto que finaliza la operación y “ata la habitación”.
  • Vierta cristales de sal por toda la circunferencia de la habitación, prestando especial atención a los rincones. La sal se puede aspirar o barrer tras 24 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario