lunes, 25 de octubre de 2010

Feng Shui para tu casa



¿Qué es el Feng Shui?
El Feng Shui, literalmente “viento” y “agua” es el antiguo arte de armonizar los objetos y muebles, y utilizarlos junto a los colores de nuestra casa para posibilitar el flujo de energía en el hogar. En China se practica con éxito desde hace miles de años.
En occidente hoy ya se acepta ampliamente esta práctica. Las personas que han adoptado todos los principios han comprobado como el Feng Shui mejora el ambiente de sus hogares y las relaciones entre ellos y los restantes miembros de la familia, al tiempo que contribuye a su bienestar aportándoles nuevas energías con las que cambiar y mejorar sus vidas.

¿Cómo funciona el Feng Shui?
El Feng Shui se basa en la idea de que las corrientes de energía, llamadas Chi, fluyen por toda la casa. En Japón, esta energía se conoce como Ki y en la India como Prana. Para obtener lo mejor de nuestra vivienda, pues, es necesario permitir el libre flujo de esas corrientes por la casa, en lugar de bloquearlas o estancarlas.
Una parte básica del Feng Shui es el equilibrio de las partes opuestas del yin y el yang. El yin se considera femenino, oscuro y pasivo, la tierra, la luna y la muerte, mientras que el yang se caracteriza por ser masculino, positivo y ardiente, el cielo, la luz, el sol y la vida. El símbolo del tai chi muestra la interacción del yin y el yang. La existencia de cada uno depende de la del otro.

Los Cinco Elementos
Los Cinco Elementos se asocian con las ocho direcciones de la brújula, y estas a su vez, con las Ocho Aspiraciones, que pueden llegar a potenciarse con minerales:
Puntos cardinales
Elementos
Aspiraciones
Minerales
Sur
Fuego
Fama
Jaspe rojo
Sudoeste
Tierra fuerte
Relaciones
Cuarzo natural
Oeste
Metal pequeño
Hijos
Ojo de tigre
Noroeste
Metal fuerte
Amigos
Cuarzo cristal
Norte
Agua
Trabajo
Aguamarina
Nordeste
Tierra pequeña
Educación
Amatista
Este
Madera fuerte
Familia/Salud
Amatista
Sudeste
Madera pequeña
Riqueza
Piedra del sol


Elemento Fuego: El elemento Fuego se asocia con el sur y el verano. Se simboliza con luces cálidas, velas y el color rojo. Por lo tanto, si coloca una luz intensa en el sector más al sur de la casa podrá realzar el reconocimiento y la fama. El Fuego aporta una energía yang muy positiva. La decoración con objetos rojos y luces intensas incrementa la energía de este elemento, y resulta especialmente útil para las personas nacidas en un año de Tierra porque, en el ciclo productivo, el Fuego produce Tierra. Por el contrario, la presencia abundante del elemento Agua (con peceras o fuentes) no sería beneficiosa para la personas nacidas en un año de Fuego, ya que el Agua destruye el Fuego en el ciclo destructivo de los elementos.

Elemento Tierra: El elemento Tierra aporta armonía y equilibrio. Se consigue eligiendo telas de color ocre y materiales térreos simbólicos para la decoración. Los interiores deben ser cálidos y relajantes a fin de favorecer la unión, lo cual es perfecto para mejorar las perspectivas de matrimonio y otras relaciones. Tambien se estimula el conocimiento y el aprendizaje, y resultará útil si los hijos se encuentran estudiando. Se asocia con la Tierra el matrimonio, la felicidad sentimental, el saber y la cultura (sudoeste y nordeste). Introduzca en estos sectores cerámicas, objetos de terracota o cristales. En el ciclo productivo de los elementos, la Tierra produce Metal, así que en los sectores del Metal (oeste y noroeste) también pueden beneficiarse de la decoración con elementos de Tierra.

Elemento Metal: El elemento Metal suele ofrecer superficies duras, planas y brillantes, favoreciendo un chi de flujo rápido, convirtiendo el Metal en un elemento yang muy positivo. Las zonas que se conectan con el Metal son la de los niños (oeste) y la de los mentores e interconexiones (noroeste). Por consiguiente, para promover el bienestar de los hijos y de los mentores, puede colocar cristales u objetos de metal. Los objetos de Metal, además, ayudan a “crear” Agua, pues ésta es generada por el Metal en el ciclo productivo. Por lo tanto la zona norte también se beneficiará incluyendo algunos objetos del elemento Metal. Tambien se utilizan estos objetos para armonizar zonas de la casa muy yin, para equilibar la energía.

Elemento Agua: El elemento Agua constituye una herramienta muy poderosa en la práctica del Feng Shui: constantemente muyeve, transporta y acumula chi por todo el entorno. La visión y el sonido del agua que fluye de forma natural resultan relajantes y calmantes, pero también se pueden utilizar para aportar energía a zonas específicas de su vida y su casa. El Agua se asocia con el norte (perspectivas profesionales), por lo que se debe colocar aquí un elemento acuático que favorezca sus aspiraciones laborales. El Agua simboliza riqueza, pero por el contrario evite colocar elementos acuáticos en el dormitorio, ya que aquí pueden ejercer un efecto negativo. El exceso de agua tampoco es recomendable.

Elemento Madera: El elemento Madera representa a todos los árboles y seres vivos que existen. El sudeste y el este (riqueza y salud) son sus sectores. Coloque objetos de madera en estas zonas favorece su crecimiento, al igual que colocando plantas y flores vigorizantes (y no de hojas afiladas o puntiagudas). Las maderas nobles son yang, mientras que las de coníferas son más yin. Equilibre los objetos para crear armonía. Si nació en un año de Madera, sería buena idea colocar objetos de este elemento en el sector Madera de su casa, además de objetos acuáticos o que simbolicen Agua, ya que el elemento Agua produce Madera en el ciclo productivo de los elementos. Así mismo, la Madera produce Fuego, de modo que la zona complementaria de Fuego (sur) tambien se beneficiará de la presencia de accesorios de madera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario