sábado, 5 de septiembre de 2009

Las vacunas, los efectos secundarios.

La actualidad parece que pasa por una situación de miedo hacia la gripe y la población, confundida y temerosa, busca protección y seguridad en las vacunas. La única verdadera inmunidad y protección es la natural, las defensas que se encuentran en nuestro propio organismo. Por eso no todo el mundo cae enfermo... y debemos recordar que otras muchas enfermedades en las que no se invierte ni tiempo ni dinero, como la malaria o la gripe común, matan a millones de personas al año.
Recordemos también que la propia vacuna puede provocar la enfermedad que intenta prevenir, la persona vacunada puede transmitir la enfermedad (aunque no esté enferma) y que la vacuna puede sensibilizar a la persona frente a la enfermedad. Y no olvidemos la ineficacia de algunas vacunas para enfermedades como la tuberculosis, el tétanos, la rubéola, la difteria, la gripe y la hepatitis B.
Los peligros que esconden las vacunas no son tratados en los medios de comunicación. A corto plazo pueden aparecer múltiples complicaciones como alergias, fiebre, afecciones renales, edemas, trastornos gastrointestinales, muerte súbita del lactante o enfermedades del sistema nervioso. A medio plazo pueden surgir alteraciones neurológicas (autismo, daños cerebrales o problemas mentales), leucemia, infecciones o alergias. A largo plazo las consecuencias de la vacunación pueden desarrollar en el organismo cáncer, sida, esterilidad, fatiga crónica, epilepsia, parkinson y enfermedades cardiovasculares o degenerativas.
En el caso de la "gripe porcina", que tanto afán tienen los medios y las autoridades en que conozcamos, una de las vacunas es el medicamento "Tamiflú". La población en general deposita toda su confianza en las autoridades sanitarias y desconoces sus efectos secundarios. Una de las frases más famosas en nuestra tienda por parte de muchos clientes es la siguiente:
-Si leo los efectos secundarios, no me lo tomaría...
Ante todo hay que ser conscientes que la responsabilidad de nuestra salud es única y exclusivamente nuestra. No dejemos de velar por nuestra salud, ya que muchos lo intentarán hacer por nosotros y podemos caer en la trampa. Los efectos secundarios están en el prospecto precisamente para leerlos.
Los efectos secundarios del Tamiflú a corto plazo pueden ser Nauseas, Vómitos, Diarrea
Dolor de cabeza, Mareo, Fatiga o Tos.
Se han dado informes en los últimos años de trastornos psiquiátricos en menores de 17 años.
Síntomas más severos incluyen convulsiones, delirio, y 14 muertes infantiles y de adolescentes como resultado de problemas neuro-psiquiátricos e infecciones cerebrales (lo que llevó a Japón a prohibir el Tamiflu para niños en el 2007).
Esto, como todos podemos comprobar, no aparece en los noticiarios de televisión. Lo que tampoco dicen es que ésta vacuna solo reduce la duración de los síntomas de la influenza por un día o día y medio, según la información oficial.
En el video que ya incluímos en este mismo blog, Operación Pandemia, podemos ver claramente los intereses que hay detrás de éste medicamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario