viernes, 21 de octubre de 2016

Descubre las legumbres: AZUKI

El azuki (nombre científico de la planta Vigna angularís) es un tipo de alubia conocida también como judía, frijol o poroto adzuki, incluso a veces como soja roja, que se cultiva en extremo oriente y el Himalaya. Su semilla mide unos 5 mm y normalmente tiene un color rojo intenso. Raramente puede ser blanca, negra o gris. Por su sabor suave, en Asia suele emplearse también para elaborar dulces.


Entre sus propiedades destacan:

- Su alto contenido en fibra facilita el tránsito intestinal.

- Aporta sensación de saciedad ya que contribuye a que el vaciado gástrico sea lento pero constante, por lo que también contribuye a mantener normales los niveles de glucosa.

- Tiene un alto contenido en proteínas, entorno al 20% y aporta todos los aminoácidos esenciales cuya ingesta es imprescindible.

- Contiene minerales como el Hierro, Fósforo o Magnesio.

- Aporta vitaminas del grupo B.

¿Cómo añadir el azuki a nuestra dieta?

Como casi todas las legumbres, se recomienda lavarlas y dejarlas en remojo al menos 8 horas (la noche anterior, por ejemplo). Después se aclaran y escurren. Para cocerlas se necesitan 4 medidas de agua por 1 de azuki y entre 1 y 2 horas de cocción.

- Hervirlas en agua o caldo vegetal hasta que estén hechas, escurrirlas y añadirlas a ensaladas o emplearlas para elaborar patés. También pueden usarse para elaborar una pasta dulce que puede usarse como relleno en repostería.

- Hacer un sofrito de verduras, añadir el azuki, cubrir con agua y cocer como un guiso de legumbres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario