martes, 31 de mayo de 2016

Konjac, propiedades y advertencias

Konjac (Amorphophallus konjac) es una planta originaria de China, Japón e Indonesia. Posee una fibra (glucomanano) rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos poliinsaturados que hoy en día se usa mucho para perder peso. El konjac crece en China, Japón y Corea, debido a que es una gran fuente de almidón y de bulbos, se utiliza para crear una harina y mermelada del mismo nombre. Es usado en el veganismo como sustituto a la gelatina. En Japón aparece en platos como el oden. Su consistencia es más firme que la mayoría de las gelatinas y tiene muy poco sabor. Se valora más por su textura que por su sabor.


Beneficios en la salud de los alimentos derivados de la raíz de Konjac:

  • Control de los niveles de azúcar en sangre para reducir el colesterol LDL.
  • Regulación del tracto gastrointestinal.
  • Pérdida de peso, ya que, después que la raíz de konjac entra en contacto con el agua en el estómago, la fibra de glucomanano en el tracto digestivo ayuda a absorber los ácidos biliares, contribuyendo a la sensación de saciedad, lo cual ayuda a la reducción de peso.
  • Reducción del síndrome del intestino irritable.
  • Beneficios anti-envejecimiento.
  • La fibra de glucomanano también se comporta como un prebiótico en el tracto intestinal.
  • Reduce de manera efectiva la absorción de la glucosa e inhibe el aumento de azúcar y los niveles de ácidos grasos libres en la sangre, mejorando de esta manera la sensibilidad a la insulina.
  • Estudios médicos han demostrado que la fibra de glucomanano puede controlar, prevenir y tratar la diabetes en algunos casos.

Se tiene evidencia científica suficiente para:

  • Reducir los niveles de colesterol en personas con diabetes.
  • Ayudar a controlar la glucemia en personas con diabetes tipo 2.
  • La pérdida de peso en términos de control del apetito. 

Efectos secundarios de la raiz de konjac

Se comercializa ampliamente como un suplemento para bajar de peso, la fibra de la raíz de konjac, también conocida como fibra de glucomanano, parece tener algunas otras propiedades medicinales de interés. Estas incluyen la capacidad de inhibir la absorción de colesterol y de glucosa por el sistema gastrointestinal, así como efectos laxantes. Sin embargo, el glucomanano no está exento de efectos secundarios potenciales, algunos de los cuales pueden ser graves, sobre todo para aquellos con ciertas condiciones preexistentes. 
Las mismas características que hacen de la raíz de konjac, atractiva para aplicaciones de pérdida de peso, en raras ocasiones pueden causar bloqueos potencialmente mortales del esófago, la garganta o el intestino. El glucomanano absorbe grandes cantidades de agua, lo que ayuda a dar a los candidatos para bajar de peso una sensación de saciedad y reduce su apetito por el consumo de más alimentos.
En “La guía completa de la medicina herbaria”, los autores Charles W. Fetrow y Juan R. Avila, citan casos raros en los que tales bloqueos causaron ​​perforación del esófago. A diferencia de la gelatina y algunos otros gelificantes, el konjac no se derrite en la boca. Algunos productos que existían en el mercado formaban un gel bastante fuerte de tal forma que sólo la masticación, y no la presión de la lengua, o la presión de la respiración, podían desintegrar el gel. Los productos dejaron de envasarse en tazas miniatura en las que se servía ya que eran lo suficientemente pequeños de tal forma que un niño podía ingerirlos directamente. Health Canada consideró tales bloqueos como una amenaza lo suficientemente grave como para emitir un aviso de salud en enero de 2010. La agencia advirtió que los productos que contienen glucomanano suponen un potencial daño si se toman sin al menos 200 ml de agua u otro líquido”.
Mucho menos peligroso, pero molesto, sin embargo, el glucomanano puede causar una variedad de problemas gastrointestinales, incluyendo diarrea, heces blandas y flatulencia. Los que experimentan tales síntomas por lo general pueden encontrar alivio al reducir la cantidad de glucomanano que están tomando, sin embargo, de persistir el malestar gastrointestinal, los usuarios deben suspender el uso de la fibra por completo y consultar a su médico. 
Es muy importante que quede claro que el polvo de glucomanano o harina en los alimentos enriquecidos, como fideos japoneses, es probablemente SEGURO, así como las cápsulas, para la mayoría de los adultos y los niños. 

Contraindicaciones.

  • Embarazo y lactancia materna:

No se sabe lo suficiente sobre el uso de glucomanano durante el embarazo y la lactancia, por lo tanto es mejor evitar su uso.
  • Diabetes:

El glucomanano puede interferir con el control de azúcar en la sangre, para lo cual es mejor monitorear el azúcar en la sangre si usted tiene diabetes y usa el glucomanano.
  • Cirugía:

El glucomanano podría interferir con el control de azúcar en sangre durante y después de la cirugía, deje de usarlo por lo menos 2 semanas antes de una cirugía programada. 

Interacciones de la raiz de konjac con otros medicamentos

Interacción moderada,  tenga cuidado con esta combinación

  • Medicamentos para la diabetes (Antidiabéticos) en interacción con el glucomanano:

El glucomanano puede disminuir el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2, también se usan para bajar el azúcar en sangre.
Tomando glucomanano junto con medicamentos para la diabetes puede causar que su azúcar en la sangre baje demasiado, controle de cerca su nivel de azúcar en la sangre.
Podría necesitar que la dosis de su medicamento para la diabetes sea cambiada. Algunos medicamentos usados ​​para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, GlynasePresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.
  • Medicamentos que se toman por vía oral (medicamentos orales) en interacción con GLUCOMANANO:

El glucomanano absorbe las sustancias en el estómago y los intestinos. Tomando glucomanano junto con medicamentos tomados por vía oral puede reducir la cantidad de medicina que absorbe su cuerpo y disminuir la eficacia de su medicamento. Para evitar esta interacción, tome el glucomanano por lo menos una hora después que los medicamentos que se toman por vía oral.
Consulte con su médico antes de comenzar un régimen de suplementos o antes de hacer cambios relacionados con tratamientos médicos o medicamentos prescritos. Su médico debe estar en la capacidad de informarle acerca de las dosis y/o de cualquier riesgo para su salud por el consumo de algún suplemento, especialmente si usted está embarazada, tiene condiciones médicas o si va a tener una cirugía.
En caso de percibir que su médico de cabecera no está cómodo asesorándole sobre el uso de de medicamentos naturales, lo más conveniente es hacerse remitir a un profesional de la salud experto y calificado en el uso de suplementos.
Fuente: http://cuerpoysalud.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario