jueves, 28 de enero de 2016

Una dieta saludable ayuda a disminuir el riesgo de enfermedad crónica pulmonar

La investigación (estudio de cohorte prospectivo) publicada hace unos meses en The BMJ (British Medical Journal), analiza datos de más de 100.000 personas (73.228 mujeres y 47.026 hombres) para analizar la asociación entre AHEI 2010 (Altemative Healthy Eating Index 2010, medida de calidad en la dieta) y el riesgo de desarrollo de enfermedad crónica pulmonar, tal como la enfermedad obstructiva crónica.


Una dieta con alto contenido en granos enteros, ácidos grasos poliinsaturados, nueces, ácidos grasos omega-3 y bajo consumo de carnes rojas, procesados, granos refinados y bebidas azucaradas, se ha asociado a un menor riesgo de EPOC, tanto en mujeres como en hombres.
Los hallazgos obtenidos, amplían la importancia en la puntuación dietética hacia las enfermedades crónicas y apoya la importancia de la dieta en la patogénesis de la enfermedad obstructiva crónica pulmonar.
El entorno pulmonar se caracteriza por un alto porcentaje de oxígeno, se plantea que ciertas exposiciones (inflamación local) pueden aumentar aún más la carga oxidativa. El equilibrio entre estas sustancias potencialmente tóxicas y las acciones de protección antioxidantes defensivas, incluidos los derivados de la dieta, pueden tener un papel primordial en la pérdida de función pulmonar, que con el tiempo puede contribuir al desarrollo de EPOC.
La puntuación dietética AHEI-2010 alta se asoció a un menor riesgo de EPOC, lo que puede detallar la gran importancia de la dieta en el apoyo en la patogénesis de esta enfermedad. Las conclusiones se centran en la acción imprescindible de la dieta saludable como modelo preventivo. Estos resultados animan a que los expertos puedan considerar el potencial entre alimentación y promoción de la salud pulmonar.


Extraído de: Varraso Raphaélle, Chiuve Stephanie E, Fung Teresa T, Barr R Graham, Hu Frank B, Willett Walter C et al. Alternate Healthy Eating Index 2010 and risk of chronic obstructive pulmonary disease among US women and men: prospective study. BMJ 2015; 350 :h286

No hay comentarios:

Publicar un comentario