viernes, 4 de septiembre de 2015

¿Qué es el selenio?

El selenio fue utilizado en el tratamiento de la caspa pero este oligoelemento esencial (requerido en pequeñas cantidades por el organismo) ha sido objeto de ciertos avances relacionados con su utilización y papel como importante nutriente en el esquema general nutricional.


El selenio se incorpora a ciertas proteínas creando seleno-proteínas que tienen un funcionamiento enzimático antioxidante, acción con capacidad para detener el daño producido a las moléculas de ADN e impidiendo el desarrollo de tumores. El selenio forma parte de la ruta metabólica del yodo. Una deficiencia de yodo, pudiera ser que también acontezca con deficiencia de selenio. Este oligoelemento juega un papel importante en la regulación de la glándula tiroides, así como en el fortalecimiento del sistema inmune. Una reducción de la actividad por parte de las hormonas tiroideas pudiera ser un signo de deficiencia de selenio, especialmente en personas diagnosticadas de hipotiroidismo.
Según un reciente estudio en American Journal of Epidemiology, la ingesta de selenio durante toda la vida puede afectar a la conservación de las funciones cognitivas respecto al envejecimiento, sugiriendo que niveles adecuados de selenio pueden prevenir la enfermedad de Alzheimer.
El selenio se encuentra de forma natural en el suelo, esto afecta al contenido en plantas que obtienen sus nutrientes de la tierra y, a su vez, los animales que dependen de las plantas para su alimento. En la actualidad, sin los métodos naturales de enriquecimiento de la tierra y una agricultura comercial, con el uso de fertilizantes que aumentan el rendimiento de la tierra, no acontece de forma natural la absorción natural del selenio. Por lo tanto, la elección de alimentos orgánicos de regiones donde los niveles del oligoelemento es alto puede asegurar unas cantidades necesarias para el organismo.
La carne también puede proporcionar selenio. Los animales alimentados con selenio orgánico también facilitan una cantidad suficiente en la carne. Para ello deben ser animales de granja que no han sido alimentados con piensos modificados genéticamente o sometidos al tratamiento con antibióticos.
Una deficiencia de selenio es rara, excepto en países donde los niveles presentes en el suelo son bajos. Una deficiencia del oligoelemento selenio se asocia a un sistema inmune debilitado, hipotiroidismo y enfermedades del corazón. Las personas que sufren de trastornos gastrointestinales también pueden sufrir una deficiencia ya que pueden reducir la absorción de selenio, así como la absorción de otros nutrientes. Las afecciones directamente relacionadas con el selenio son la enfermedad de Keshan, enfermedad de Kashin-Beck y el cretinismo endémico mixedematoso.

¿Qué cantidad de selenio necesitamos?
Se estima que se requieren unos 55 micro- gramos diarios. Pueden administrarse a través de una dieta rica en granos enteros, mariscos y frutos secos. Una cantidad excesiva de selenio y su toxicidad se estima que ocurre, generalmente, a partir de la exposición industrial. Sin embargo, se sospecha que más de 900 microgramos por día pueden suponer una sobredosis de selenio. La ingesta dietética máxima tolerable (UL) es de 400 microgramos/día en adultos.

Extraído de: Natural News, www.naturalnews.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario