domingo, 28 de agosto de 2011

Terapia con pirámides

La geometría está presente por toda la naturaleza. Es la base de la estructura de todas las cosas desde las moléculas hasta las galaxias, desde los virus hasta los elefantes. El término “geometría” significa literalmente "medida o medición de la tierra". Las pirámides (del griego piro: fuego; y amid: estar en el centro) son cuerpos geométricos que han sido venerados desde las culturas antiguas hasta hoy. Los egipcios vieron en estas construcciones una manifestación de su poder, de la estabilidad de su civilización. La fascinación por las pirámides fue en aumento al quererse descubrir su significado y funciones. De forma inevitable, han continuado siendo objeto de muchas y variadas especulaciones.

Todos sabemos que el suelo acumula carga eléctrica negativa y, de hecho, los aparatos eléctricos por donde circula gran cantidad de electricidad deben llevar una toma tierra para evitar que la corriente descargue en ella utilizándonos a nosotros de conductor (con la grave consecuencia de resultar chamuscados). Estudios recientes sobre el potencial eléctrico de la superficie terrestre indican que el voltaje medio entre el suelo y la ionosfera es de unos 400.000 voltios y que este aumenta con la altura a razón de 100 voltios por metro. Cualquier estructura artificial natural que se eleve unos metros sobre el suelo aumentará ese potencial y, si esa estructura tiene forma de torre o pirámide, tendrá un efecto ionizador sobre la atmosfera que la hará aún más fuerte (de todos es conocido que los árboles y los pararrayos atraen a los relámpagos). De todas formas, lo que cabe destacar de todo esto es que, como resultado de tales fenómenos, en el interior de una columna, pirámide o estructura más o menos abovedada se crea una atmósfera cargada de iones negativos (aniones). También se sabe que estos aniones son sumamente beneficiosos para nuestra salud, tanto física como psíquica. Los aniones aumentan la oxigenación de la sangre y favorecen la eliminación de toxinas del organismo. También reducen la tensión nerviosa, favoreciendo un estado de calma espiritual. Los efectos relajantes de las cascadas de agua, de las orillas del mar, de los bosques, las grutas y las cavernas se atribuyen a la gran concentración de aniones en ellas.

Quizá la más emocionante manifestación del poder de la pirámide haya sido la que registró Werner Von Siemens, fundador de la firma alemana de electricidad Siemens y Halske. Cuando se dirigía al Mar Rojo para tender un cable de telégrafo, Siemens interrumpió su viaje a la altura de El Cairo, el tiempo suficiente para visitar Gizeh, el 14 de abril de 1859, con diez de sus ingenieros. Mientras escalaban la “Gran Pirámide”, ayudados por unos 30 árabes, un viento frío levantó las arenas del desierto, produciendo un remolino blanco. En la cumbre, imitando a uno de los árabes, Werner Von Siemens levantó un dedo en el aire, lo cual produjo un zumbido agudo e hizo que sintiera un cosquilleo en la punta del dedo. Era el hombre más indicado para reconocer un fenómeno eléctrico, y él y sus compañeros se decidieron a intentar algunos experimentos.

Siemens arrolló un trozo de papel mojado sobre una botella de vino llena, cuyo cuello estaba cubierto por una lámina metálica, lo que la transformaba en una botella de Leiden (especie de acumulador eléctrico). Este dispositivo adquirió una fuerte carga cuando la sostuvo encima de su cabeza; Siemens descubrió que producía chispas sonoras de más de un centímetro de longitud. En aquel momento, los árabes, que pensaban que los ingenieros debían ser magos, trataron de llevárselos de la cima. El jefe de la tribu intentó agarrar a Siemens, quien relató así aquel episodio: "Yo sostenía la botella en la mano derecha, bastante por encima de mi cabeza. Aguardé un momento y bajé lentamente el cuello de la botella en dirección a la nariz del árabe. Cuando la toqué, yo mismo sentí un fuerte impacto, a juzgar por el cual el jeque debió recibir una conmoción violenta. Cayó al suelo en silencio, y pasaron varios segundos antes de que se levantara y echara a correr pirámide abajo, gritando y dando gigantescos saltos".

¿PARA QUÉ SIRVEN?

Pueden usarla personas sanas para conservarse mejor con efecto “anti-aging” (antienvejecimiento) o como preventivo y, con variaciones especiales, para personas enfermas que demanden un tratamiento más intenso.

Hay tres puntos básicos de utilidad.

a) Terapéutico: Es la utilidad principal, por sus efectos antioxidantes, relajantes, antibacterianos, analgésicos, antiinflamatorios, antirreumáticos y sedantes.

-         Las enfermedades reumáticas de cualquier etiología llevan la delantera en los resultados, pues aunque han sido muchos los casos tratados, todos han tenido éxito. Pero la prevención de muchas otras enfermedades bacterianas, litiasis y todas las relacionadas a las malformaciones de los líquidos orgánicos, encuentran paliativos importantes o son completamente superadas, según las condiciones del paciente y la etiología de la dolencia. También se ha tenido éxito sin precedentes en fibromialgias y esclerosis múltiple.
-         Aumenta la función inmunoprotectora en todos los organismos humanos, animales y vegetales.
-         Se regula el sistema endocrino; hay experiencias desde correcciones importantes en problemas de inmunodeficiencia hasta desaparición de enfermedades relacionadas con el mismo.
-         Las heridas curan más rápidamente y su poder bacteriostático reduce o anula, según los casos, el riesgo de infección.

Lo que logra el usuario que pasa bastante tiempo, medita, duerme o vive en una pirámide, es permanecer sano, vital, relajado y energéticamente equilibrado. Los demás efectos biológicos contribuyen a mejorar y prolongar la vida celular y por ende, la vida de cualquier persona, animal o planta.

b) Bioregulador y conservador: Semillas de cualquier planta, sus plantines y almácigos se verán reforzados vitalmente, llegando al 30 % de aumento en tamaño y calidad en algunas especies y con importante resistencia ante las plagas. El poder germinativo se mantiene indefinido en la pirámide y perdura más tiempo una vez sacadas de ella las semillas. Nada se pudre dentro de una pirámide perfecta, bien construida e instalada, aunque los procesos de digestión ordenada (intestinos animales) no se ven interferidos, ya que las bacterias que lo componen son simbióticas, no saprofitas.

c) Psicorregulador. Energetizante y/o relajante: Estos efectos tienen vertientes subjetivas que sólo se explican a medida que la persona va notando los efectos. Hablar de ello antes, es inducir a especulaciones teóricas, pseudoesotéricas y falsas expectativas místicas. No hay "magia" en la naturaleza, porque nada escapa a las Leyes Naturales. Los efectos psíquicos son los normales de un cerebro que funciona fisiológicamente bien y en condiciones de ampliar y desarrollar sus potencialidades.

Las pirámides deben ubicarse en lugares donde penetre la luz solar, y deben alejarse de corrientes eléctricas, radios, televisores, equipos de música, antenas, etc. Estos artículos impiden el libre flujo de energía hacia los objetos, personas u otros seres vivos que se encuentren cerca, además de emanar iones positivos (energía negativa).

Los materiales más adecuados para su construcción son la madera, el cristal, bronce, cobre y el aluminio, entre otros. Deben ajustarse a las medidas a escala con respecto a la gran pirámide de Keops y su tamaño variará de acuerdo con las necesidades. Una vez construida, deberá orientarse mediante una brújula, con sus caras hacia los cuatro puntos cardinales. La orientación norte-sur es la correcta debido a que esta línea magnética conduce la energía, la cual al pasar por el centro de la pirámide, comienza a generar un campo de fuerza que actúa sobre el elemento o problema a tratar. La zona de máxima energía se sitúa en el centro de la pirámide (su tercio inferior), denominado Cámara del Rey.

Fuentes:
“Energía piramidal terapéutica”. Dr. Ulises Sosa, Salud Pública, Camagüey.
"Los misterios de la pirámide". Enrique Atienza, Granma, 14 de febrero de 2001 "Ciencia y tecnología". Bohemia.
“El Misterio de la Catedral de Santiago”. Revista Integral nº 373.


¡Venta de PIRÁMIDES para el hogar de madera!
Consigue la tuya. Píde más información
en nuestro e-mail: avetnatural@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario