viernes, 15 de julio de 2011

Sustitutos de la carne

Te proponemos algunas saludables alternativas a la carne que encontrarás en variedad de preparados sabrosos y fáciles de cocinar.


Tofu
Se trata de un alimento ideal para toda la familia, en especial para quienes siguen una dieta vegetariana, baja en colesterol, sin lactosa o rica en proteínas. Se prepara a partir de los granos de la soja y contiene grasas cardiosaludables e isoflavonas, de efectos positivos en la menopausia y contra la osteoporosis. Su color y textura son similares al queso fresco, y aunque tomado solo resulta algo insípido, al cocinarlo absorbe el sabor de los otros alimentos. Contiene el 15% de proteínas, lecitina, hierro y calcio. Puedes prepararlo en muchos platos, tanto dulces como salados. También lo encontrarás como hamburguesas a base de tofu y una gran variedad de ingredientes de cultivo ecológico (champiñones, pimientos, queso...). Las puedes preparar igual que las de carne.

Proteína texturizada
Se extraen de algunos granos (soja, trigo y girasol) y son un concentrado proteico que alcanza, en el caso de la soja, más del 46% de proteínas vegetales. La proteína texturizada la puedes encontrar en diferentes tamaños, trozos secos que deberás remojar durante media hora. Una vez escurridos, están listos para cocinar y tienen una textura similar a la carne. Puedes añadirlos a los platos como si fuera carne picada, preparar croquetas o albóndigas.


Tempeh
Es el producto resultante de la fermentación de los granos de soja mediante el hongo Rhizopus. Tiene una corteza enmohecida, como la de algunos quesos, y un intenso sabor. Puedes comerlo, frito, asado, en brochetas, etc. Es muy nutritivo y tiene una buena cantidad de vitaminas del grupo B, calcio y hierro.

Salchichas vegetales
Tipo las de Frankfurt o Viena, estas salchichas están listas para consumir tal como salen del paquete, aunque, si lo prefieres, las puedes hervir o pasarlas por la parrilla. Verás que no tienen nada que envidiar a las de carne.

Seitán
Tiene un color, una textura y un sabor semejantes a los de la carne. Se obtiene de las proteínas del trigo y suele mezclarse con algas y salsa de soja.

Carnita
Se trata de un sucedáneo de la carne elaborado con soja, almendras y trigo, muy práctico en la cocina, porque se puede comer cruda, como si fuera un embutido, o preparada a la parrilla, frita o en salsa.
Teresa Martínez. Extraído de “Dietética y Salud”

No hay comentarios:

Publicar un comentario