martes, 9 de marzo de 2010

Kéfir de leche, el hongo curativo

El Kefir es una leche fermentada de textura algo espesa, refrescante y de sabor más o menos ácido y ligeramente gaseoso (achampañado). La doble fermentación láctica y alcohólica del kéfir es lo que le confiere las características organolépticas que le distinguen del yogur. Mejora en la capacidad de asimilación de los alimentos, regula el tránsito intestinal, fortalece las defensas frente a infecciones tanto víricas como bacterianas y reduce los niveles de colesterol y el riesgo de padecer cáncer de colon, además de otros beneficios.
Los componentes alimenticios del kéfir difieren en muy poco respecto a los contenidos en la leche de la que ha sido elaborado, pero son de una cualidad biológica superior, pues hace más asimilables los nutrientes contenidos en la leche.


Para su elaboración, utilizar leche no tratada con antibióticos, pues frenan y dañan la actividad de las bacterias de los nódulos. Por esto seria conveniente que la leche fuese de la máxima calidad, es decir, de agricultura ecológica. Un kéfir suave es algo laxante, un kéfir "fuerte" será un poco astringente. Si no se va a consumir en el día conviene guardarlo en la nevera.


Orígenes
Originario del Cáucaso, el Kefir es un tipo de fermentación hidroalcohólica de la leche. La longevidad de los pueblos que tradicionalmente lo han consumido, lo populariza en Europa desde principios de siglo. Esta cremosa bebida, parecida al yogur, posee varios rasgos distintivos: en su fermentación intervienen 7 bacterias, frente a las 3 o 4 del yogur y el suero láctico, donde residen la mayor parte de sus elementos benéficos, no se elimina. Es totalmente digerible, regula el sistema digestivo y restablece la flora intestinal destruida por una mala alimentación, uso de antibióticos y otros tratamientos agresivos para dichos órganos. Podría decirse pues, que el Kefir es la mejor, sino la única forma saludable de tomar leche. No se encuentra fácilmente, aunque su sencilla elaboración permite hacerlo en casa.

Elaboración:

Ponemos la leche en el recipiente. Añadimos los nódulos de kéfir, lo tapamos y dejamos reposar.
Colamos los nódulos de kéfir. El kéfir tendrá un efecto astringente si lo colamos pasadas 36 horas y suavemente laxante si lo colamos pasadas 24 horas.
Una vez colado, lo volvemos a introducir en la leche.

Conservación:

Es conveniente lavar el nódulo y el recipiente con agua una vez por semana. Debemos preservarlo de excesos de frío o de calor.
Para hacer el proceso de fermentación más lento, si estamos unos días sin tomarlo, podemos ponerlo en la nevera. Si vamos a estar más de una semana sin tomarlo, podemos conservar los nódulos en agua y en la nevera. Para reactivarlos podemos dejarlos 2 ó 3 días con la misma leche.

Hay que tener en cuenta que…

Los utensilios que utilicemos para preparar el kéfir (un recipiente y un colador), mejor que no sean de aluminio, porque este material no es estable en medio ácido, como es el kéfir, y podría transferirle partículas nocivas.
Para la elaboración del kéfir, no debemos usar leche que esté a más de 35º, ya que podemos alterar las bacterias y levaduras de este. La temperatura ideal es la ambiental. Con más calor se acelera el proceso y con más frío se retarda.
El kéfir, aporta los beneficios de la leche sin dificultar el proceso digestivo. Regenera la flora intestinal y tiene efecto antibiótico y antivírico. En uso externo es un poderoso antiséptico que ayuda a curar heridas. Recuerda utilizar leche entera bio para obtener los mejores resultados.

Información extraída de www.enbuenasmanos.com


Para obtener de forma gratuíta nódulos de kéfir dirígete a nuestra tienda en Sedaví (Valencia) o envíanos un correo electrónico: avetnatural@gmail.com
------------------------------------------------------------------------------------------
NOTA: Si tienes kéfir para ofrecer a otros, déja aquí, en esta entrada, tu comentario con tu ciudad y tu correo electrónico, para que la gente próxima a tí se pueda poner en contacto diréctamente contigo. ¡Gracias por ayudarnos a difundir éste maravilloso hongo!

4 comentarios:

  1. Buenosa dias a todos/as.
    No conoco el Kéfir. Por lo tanto tampoco tengo. Pero me gustaria conocer,y saber como se obtiene.
    Un saludo.Rosa

    ResponderEliminar
  2. Hola Rosa! Si eres de Valencia, en la tienda te lo podemos conseguir gratis! Si no, te lo podemos enviar si asumes los gastos de envío. En la entrada del Kéfir y en el blog tienes nuestro mail de contacto. Envíanos un correo electrónico para ponernos en contacto.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Hola gracias a dios algunos no an olvidado la forma natural de mantener4 la salud,resulta que mi abuela me daba mucho de esta bebida,y he tratado de conseguirla ahora yo de adulto,tratare de comunicarme cun uds.aun que sea por correo pues añoro probar de nuevo esa refrescnte bebida,claro si es posible.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mario! Ponte en contacto con nosotros si quieres volver a tener kéfir. Nosotros no cobramos, pero si tenemos que enviártelo sí que cobramos los gastos de envío. Si alguien más tiene éste maravilloso kéfir y quiere ofrecerlo gratis solo tiene que dejar aquí un contacto. Gracias!

    ResponderEliminar