lunes, 16 de febrero de 2015

Cómo combatir la tos seca

Al principio de un resfriado, las mucosas suelen estar secas y esto provoca, en muchas ocasiones, una tos seca irritativa muy molesta. Te mostramos cómo aliviar esta situación.


Cuando las mucosas están secas y dan lugar a la tos seca irritativa, es necesario beber mucho líquido e infusiones de plantas que contengan mucílagos. Éstas hacen que las mucosas irritadas se ali­vien y, a su vez, también la tos. Las plan­tas más adecuadas para ello son:

Malvavisco (Althaea officinalis): El mucílago de la raíz de la planta prote­ge la mucosa contra las influencias nocivas externas, suaviza y calma la tos irritativa. Se toma fría en forma de solución acuo­sa. No hay que hacer una decocción.

Malva (Malva sylvestris): Rica en mucílagos, se deberían beber diariamente de tres a cuatro tazas de té de malva. Para prepararla se mezclan, en un cazo, dos cucharaditas de hojas y flo­res de malva con una taza de agua fría. Se lleva a ebullición, se deja reposar cin­co minutos, se filtra y se toma tibia.

Liquen de Islandia (Physcia islandica): Debido a su considerable contenido en mucílagos y a las sustancias amargas tó­nicas, esta planta es conocida desde an­taño como una excelente supresora de la tos, los catarros y la bronquitis. Se cuece en un cuarto de litro de agua una o dos cucharaditas durante media hora y se toma el té por la mañana y por la tarde. Protege la mucosa e inhibe la irritación.

Otra práctica sencilla: se añaden dos cu­charadas de vinagre de manzana a un vaso de agua y se bebe a sorbitos en cada episodio de tos. Así desaparecerá.

Extraído de la revista “Noticias de Salud”, (Invierno 2013-2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario