domingo, 18 de abril de 2010

El propóleo, ayuda a tus defensas

Afecciones dermatológicas

En dermatología el propóleo posee un campo de acción muy amplio. Su uso destaca en el tratamiento de forúnculos, acné, sabañones, grietas, úlceras, callosidades, eczema, etc. Debería ser un componente indispensable como parte del botiquín familiar, ya que resulta ideal en la desinfección y cicatrización de heridas, además trata también la inflamación, al tiempo que se comporta como un antiséptico tópico -ideal si se combina con aceites esenciales con potente acción fungicida- (la asociación con el aceite esencial de árbol del té es muy efectiva en las infecciones por hongos). Finalmente el propóleo favorece la reepitelización de la epidermis y en consecuencia facilita la regeneración de quemaduras.
En las afecciones dermatológicas se aconseja el uso del extracto de propóleo.

Afecciones genitourinarias

El propóleo es un excelente antiséptico urinario, tanto para el hombre como en las ya clásicas infecciones urinarias recurrentes en la mujer. En general, estos procesos cursan con dolor e inflamación, por lo que escoger el propóleo para su tratamiento es la elección ideal ya que a su propiedad antiséptica, se le añade también la propiedad antiinflamatoria. También ha resultado eficaz en las inflamaciones de la vagina y del cuello uterino causadas por un parásito denominado Trichomonas vaginalis. El propóleo es muy activo frente a los hongos que contaminan las mucosas, especialmente Candida alvicans, causante de candidiasis vaginal (es la única sustancia de la colmena que se opone al crecimiento de los hongos).
En las afecciones genitourinarias el uso del extracto de propóleo es ideal ya que permite tanto el uso interno que busca una acción germicida como el uso externo, como son los lavados vaginales, en los que es necesario diluir previamente el extracto en agua o infusión Rabo de gato o Gayuba.


Afecciones bucales

Se puede utilizar en odontología como bactericida bucal para el tratamiento de aftas, gingivitis, piorrea, clositis (inflamación de la lengua), dolor tras extraccion de piezas dentales, llagas, muguet, etc. En países como Rumanía y Rusia utilizan el propóleo como antiséptico local en las diferentes afecciones bucales. Además el propóleo posee una acción que combate la caries dental, por lo que su uso en la forma masticable, previene de ésta.
En las afecciones bucales la presentación idónea son los trozos masticables o el extracto de propóleo en spray, directamente en la zona afectada.

Afecciones digestivas

El propóleo es efectivo frente al desarrollo de la bacteria Helicobacter pylori, identificada
recientemente como la posible causante de las úlceras gastro-duodenales. También estaría indicado en las inflamaciones del tubo digestivo como la gastritis, la colitis, etc.
En las afecciones digestivas la presentación en extracto o los comprimidos de propóleo resulta el modo más eficaz para combatir estas afecciones. Su uso también limita las fermentaciones intestinales mejorando la higiene del colon.

La gama de productos de propóleo, LIPROLINE (de NovaDiet), se presenta en:
  • Comprimidos (30 comp.)
  • Extracto puro (30 ml.)
  • Spray bucal (15 ml.)
  • Elixir (250 ml), con miel, Jalea real liofilizada (150%), Vitamina C (60 mg) y polen (40 mg).
También disponemos en Avet de propóleo puro (resina) para masticar, junto a otros productos que incluyen el propóleo en sus ingredientes, como NODIJAL, una ampollas para los más peques que incluye fructosa, jalea real liofilizada, própoleo, equinácea, acerola, gluconato de cobre, gluconato de manganeso, betacaroteno y vitaminas E, B1, B2, B6, B12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada